El sobrino incómodo

Columna: Al pie de la letra



Este martes, cuatro días después de la masacre en el sur de Veracruz, trascendió que ya fueron reconocidos seis de los nueve cadáveres que fueron arrojados el pasado viernes a orillas de la carretera estatal Isla-Santiago Tuxtla, en el lugar conocido como kilómetro 118.

Las víctimas fueron identificadas como Eder Manuel Sandoval Amaya, de 26 años de edad, originario de Cosamaloapan; Josué de Jesús Gómez Guzmán, de 31 años, vecino de Carlos A. Carrillo; Diego Armando Martínez, de 27 años, con domicilio en Tilapa, congregación de Carlos A. Carrillo; Yadira Gutiérrez Peña Hernández, de 26 años, de Tres Valles; Cecilio David Camacho Mulato, un taxista de 37 años vecino de San Isidro, municipio de Cosamaloapan, y José Luis Ortega Valdés, de 30 años, con domicilio actual en la Ciudad de México.

De acuerdo con la versión extraoficial obtenida por el reportero Jorge L. Zapot, del diario digital alcalorpolitico.com, "se dijo que habrían sido identificados ocho; sin embargo, aún no se da a conocer sobre la identidad de los otros dos".

¿Quiénes son?, es la pregunta obvia, pues desde cuatro días antes, ese mismo viernes trágico, el gobernador Cuitláhuac García negó en conferencia de prensa que entre los nueve ejecutados de Isla hubiera algún familiar de su secretario de Gobierno, Éric Cisneros Burgos, del cual aseguró que "está tranquilo y trabajando".

Y es que en el video de tres minutos que circuló en redes sociales esa mañana del 7 de enero, aparecen sicarios de una célula delictiva denominada Las Cuatro Letras, vinculada presuntamente al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que mantiene arrodillados y encañonados a diez civiles que supuestamente operan en la Cuenca del Papaloapan para el Cártel de Sinaloa con la protección del secretario de Gobierno, oriundo de Otatitlán.

En la grabación, el aparente jefe de los sicarios del CJNG interroga a Alejandro Roca Andrade, hijo de Dámaso Luis Roca Burgos, primo segundo de Cisneros Burgos.

El supuesto sobrino del titular de la Segob confiesa haber recibido 5 millones de pesos para que reclutara sicarios al servicio del Cártel de Sinaloa, principal rival del CJNG.

Roca Andrade reveló que "mi tío me contrató hace unos meses, yo me encontraba en el estado de Quintana Roo, me ofreció un trabajo y cinco millones de pesos para que yo reclutara a sicarios para calentar la plaza en la Cuenca del Papaloapan". Pero curiosamente deslindó al titular de la SSP, de quien dijo que "el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, no quiere jalar (sic) con el Cártel de Sinaloa".

El sobrino de Cisneros afirmó haber recibido armas, vehículos, drogas y dinero para apoderarse de la plaza de la Cuenca del Papaloapan, de donde es originario su tío.

Este lunes, la FGE informó que en un operativo conjunto con elementos de la Sedena fueron capturadas cuatro personas en Tres Valles, donde aseguraron dos inmuebles y ubicaron también el lugar donde probablemente fueron privados de su libertad las nueve víctimas. Pero del sobrino de Cisneros, que es una pieza clave, nadie sabe nada.


Más columnas


Raúl López Gómez

Luis Alberto Romero

Maquiavelo