Narco, la ‘escuela’ de paramilitares que custodian a mineras en Veracruz

El narco se ha convertido, de facto, en la ‘escuela’ de adiestramiento y proveedor de guardias paramilitares de las mineras en Veracruz, reveló el escritor y especialista en temas ambientales, de seguridad y narcotráfico J. Jesús Lemus

Al menos en Pánuco, Alto Lucero, Las Minas y Actopan, integrantes del crimen organizado han custodiado y protegido operaciones mineras y cobrado derecho de piso a las empresas por traslados en carretera, advirtió el periodista.  

narco,_la_escuela_de_paramilitares_que_custodian_a_mineras_en_veracruz

Los Zetas y Cártel del Golfo estarían tras la conformación de guardias paramilitares para los empresarios extranjeros. No se ha dilucidado aún si el Cártel de Jalisco Nueva Generación también ha incursionado en el negocio de la minería en Veracruz.  


PUBLICIDAD

Imagen Del Golfo's Stories

Durante la exhaustiva investigación para el libro México a cielo abierto, de cómo el boom minero resquebrajó al país, J. Jesús Lemus advirtió que Mexican Gold Mining Corp, Grant Prideco, Minera Autlán, y Candelaria Mining se sospecha que tienen alguna relación con grupos del narco en Veracruz que les proveen de sicarios convertidos en guardias particulares. 

'En Alto Lucero, con Candelaria Mining, y Actopan, mineras de Canadá pagaban piso al Cártel del Golfo. En Pánuco la compañía minera Autlán paga la protección o su piso a (una facción afín)  a Los Zetas, como si fueran sus guardias particulares’. Pánuco es dominado por los narcoparamilitares Grupo Sombra.  

J. Jesús Lemus aseguró que el narco ofrece protección para la minera Autlán desde Teziutlán, Puebla, hasta el norte veracruzano, en Pánuco.


PUBLICIDAD

‘De que existe esa relación de pago por servicio entre narco y mineras (en Veracruz), existe’, aseveró el especialista. El Cártel del Totonacapán opera en esa zona estratégica para las mineras.

La relación entre mineras y narco advertida en Veracruz no es nueva en el país. Rob McEwen, próspero empresario de la minera McEwen Mining, compañía con inversiones en México, en abril de 2015 sufrió un duro golpe: un comando asaltó la mina El Gallo 1, en la sierra de Mocorito, Sinaloa, y robó 198 kilos de oro. Los criminales se llevaron 8.4 millones de dólares.   


PUBLICIDAD

Dos días después, Rob McEwen dio una entrevista a la televisora canadiense Business News Network y confesó: ‘Los cárteles están activos ahí. Generalmente tenemos una buena relación con ellos. Si queremos ir a explorar a algún lado, les preguntamos, y te dicen: No, pero regresen en un par de semanas y terminamos lo que estamos haciendo’.  

Tres días más tarde, McEwan se retractó y ofreció disculpas... 


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD