Veracruz: primera llamada y Patrocinio en lista de espera

Columna: Cosmovisión



Las precisiones a los problemas diarios en el país con la tónica del presidente AMLO, es un acierto en la visión del senador Ricardo Monreal, quien ve en los nuevos tiempos políticos del político tabasqueño, la auténtica preocupación del mandatario por erradicar todas aquellas malas prácticas, de posturas de intolerancia y los abusos de poder de los gobiernos, en el ámbito que sea.

Lo que significa, que todos los políticos, funcionarios públicos y de cargos de elección popular, "deben de ponerse las pilas", del deber ser, del imperativo-categórico. Aquí no hay de otra.

Pero, además deben apegarse a la ley, porque quedaron en el pasado las viejas prácticas de simulación o de silencio, ante las conductas inapropiadas que ofenden y afectan a la población. Por eso, hoy son otros tiempos y las cosas cambiaron con la Cuarta Transformación de AMLO, en donde se han caído las torres más altas de quienes hasta se la creyeron de los imprescindibles.

El tema del delito de los ultrajes a la autoridad, puesto en la mesa por el senador Ricardo Monreal, caló hondo y profundo, como una verdadera sacudida telúrica de nivel 8, a quienes se les da toda revisión de conciencias, y no se dan cuenta que la población pasará lista de presentes en las próximas elecciones, pero además los ciudadanos harán un examen minucioso de los hechos de quienes por ahora no pueden ver más allá de su nariz, por los reflectores del delirante poder, dicho en la metáfora.

Aunque en la realidad, alguien tiene las encuestas y los sondeos de opinión de los veracruzanos, en torno a las calificaciones de aceptación, credibilidad y de aprobación del gobierno estatal, que es en donde está la clave, de lo que viene, para descifrar el enigma.

¿Desaparición de poderes en el estado de Veracruz? o la clásica salida de donde poner al mandatario veracruzano, para darle una ruta de campeonato, y de esa forma abrirle la cancha a un sucesor interino que se debate entre quienes pueden ser Ricardo Exsome, Sergio Gutiérrez Luna o una salida local con Eric Patrocinio Cisneros Burgos, quien compareció temprano este lunes para abrir la glosa del tercer informe de labores del gobernador del estado quien aseguró que en Veracruz hay gobernabilidad y paz social, sin problema. Y buena calificación de aceptación.

Aquí, que quede claro el problema es de realidad y de precepción, y nada que ver con los demás temas de los asuntos colaterales o  de a quien culpar de los errores y fallas de un mandato que en lo cierto, paga nóminas a tiempo, cubre compromisos y saca la agenda diaria, pero en la realidad o en la percepción del clásico debate de la rigurosa óptica, el estado de Veracruz, es un bastión político que se debe barbechar para cuidar el terreno y darle a Morena en el 2024, la posibilidad de otro mandato en el poder, como es la verdadera inercia a una dinámica imparable, por el momento.

Así es, que todos a trabajar a dejar de soñar despiertos, y que nadie se exponga a la voladora o la "coyota" como decían antes en los ranchos, cuando se soltaba algo malo entre la gente.

En pocas palabras, hay que revisar las encuestas de la primera parte del ejercicio del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, para ver si coinciden los datos con los que tiene el presidente AMLO.

La política es tan exacta como la aritmética, que, en el ejemplo reciente a un connotado funcionario del gabinete ampliado, nunca nadie pensó que su boda fuera a quitarle la posibilidad de seguirse encumbrando políticamente y en lugar de eso entró a la "catafixia" y quedó peor, que como estaba, y en las serpientes y escaleras, ni modo a volver a comenzar.

Ahora bien, aquí cada quien es responsable de sus propios hechos y lo mejor sería darle la vuelta al asunto, y exigirle a todos los integrantes del gobierno estatal y sus poderes, a que se pongan a trabajar tiempo extra, den audiencia y salgan a realizar jornadas de trabajo al campo, entiéndase visitar los lugares en donde se hacen las funciones públicas, y sin problema, el huracán se puede convertir en un simple vientecito, y quienes se la creen de estar seguros en el puesto, que pongan más vitaminas a sus jornadas de trabajo. Sobre todo, en áreas en donde no escriben ni un boletín.

Los expertos en el análisis de la política, creen qué en el congreso estatal veracruzano, operado con inteligencia por el famoso diputado Juan Javier Gómez Cazarín, se puede quitarle el filo al delito de los ultrajes a la autoridad, y sanseacabó y en igual forma darles las facilidades a todos los que andan cargando con ese delito y siguen en la cárcel.  Luego entonces el tema es político.

En otro asunto, el diluvio del San Lunes en la zona conurbada de Veracruz y Boca del Río, colapsó a toda una región con una lluvia atípica intensa de más de cuatro horas que afectó a los niños, padres, de familia y maestros para la ida a la escuela, así como a los trabajadores con rumbo a su destino laboral.

Pero todo sin problema. el agua se desalojó pronto y en unas horas volvió todo a la normalidad, cuando el cielo dejó caer una precipitación pluvial inusitada, que en mucho tiempo no se había tenido así en estos lares. Así las cosas.


Más columnas

Raúl López Gómez

Luis Alberto Romero

Ultrajes, el delito de moda

Columna: Luis Alberto Romero


Maquiavelo