×
Cobertura Qatar 2022
Cobertura Rumbo a Elecciones 2024
Cobertura Corredor Interoceanico

Avanzando hacia el futuro con el peso digital



Avanzando hacia el futuro con el peso digital

El Foro Económico Mundial ha iniciado una campaña donde promueve agresivamente las Monedas Digitales de Bancos Centrales (CBDCs), un movimiento que amenaza seriamente nuestra privacidad y libertad. Estas monedas, totalmente controladas por los gobiernos, abren la puerta a una vigilancia financiera sin precedentes, donde cada transacción puede ser monitoreada y regulada.

En abril de 2022, el Banco de México anunció planes revisados para completar el desarrollo de su Moneda Digital de Banco Central, el Peso Digital (MDBC), para el año 2025. Este anuncio marca un paso significativo hacia la modernización del sistema financiero mexicano y subraya la importancia de adaptarse a las tendencias globales en el ámbito de las finanzas digitales.

A nivel internacional, 83 países están explorando activamente las monedas digitales de los bancos centrales, reconociendo el potencial transformador de esta innovación en el panorama financiero mundial. De estos, cinco países ya han lanzado por completo sus CBDC, estableciendo un precedente para la adopción y la implementación exitosa de monedas digitales respaldadas por el gobierno.

China, con su yuan digital, ha marcado un hito significativo en la transformación de las transacciones financieras. Este avance histórico nos lleva a reflexionar sobre el futuro de las finanzas digitales en México, donde la implementación del Peso Digital aún está en consideración y podría materializarse hacia el año 2025.

Mientras China, Bahamas, Jamaica, Nigeria y la Unión Monetaria del Caribe Oriental han dado pasos audaces hacia la implementación de sus propias CBDC, México se encuentra en el proceso de desarrollo y planificación para el lanzamiento de su Peso Digital. Banxico, en colaboración con otras instituciones financieras y reguladoras, está trabajando diligentemente para establecer un marco regulatorio sólido y seguro que respalde la emisión y gestión.

En este contexto, es fundamental que los actores clave, incluido el Congreso de la Unión, los congresos estatales, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y el Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz (ORFIS), estén preparados para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades que el Peso Digital presenta.

El Congreso desempeñará un papel fundamental en la creación de un marco legal sólido y adaptable que garantice la libertad y privacidad por un control centralizado disfrazado de innovación. La ASF y el ORFIS, por su parte, serán responsables de supervisar y auditar los procesos financieros asociados con la implementación del Peso Digital, asegurando la transparencia y la rendición de cuentas en el uso de los recursos públicos.

A medida que avanzamos hacia un futuro digital en las finanzas, México tiene la oportunidad de liderar el camino en la adopción y el desarrollo de monedas digitales respaldadas por el gobierno. Con la colaboración efectiva entre los sectores público y privado, México puede impulsar la innovación y fortalecer la economía nacional, siempre y cuando se garantice de la libertad y la privacidad.

Suscribete a nuestra lista de difusión de WhatsappWhatsapp
Suscribete a nuestro canal de TelegramTelegram
Suscribete a nuestro de Armonia y bienestarEmail

Más columnas


Luis Alberto Romero

Raúl López Gómez