En Minatitlán, madre desesperada pide apoyo para su hijo discapacitado

Bajo el llanto incontenible y con la angustia de ver morir de un momento a otro a su único hijo, María del Rosario Jiménez Palomec, madre soltera y de ocupación comerciante, pide el apoyo de la sociedad para juntar los recursos necesarios y trasladar de urgencia a su primogénito a un hospital de especialidades en Villa Hermosa, Tabasco.

en_minatitlan,_madre_desesperada_pide_apoyo_para_su_hijo_discapacitado



El menor de 15 años fue registrado bajo el nombre de Daniel Santiago, según dijo María, y desde los treses meses, luego de aplicarle una vacuna a través del sector salud, comenzó con una fiebre que, al salir de control, provocó problemas psicomotor y convulsiones que hasta hoy continúan sin cesar.

Ellos son vecinos de la calle Ursulo Galván número 40 del Ejido Tacoteno, punto que recorre ofertando frituras y otros productos con los que trata de corresponder a su hijo que hasta hace unos meses era alumno de una escuela especial, en la que cursaba el primer grado de secundaria.



Por el tema de la pandemia del Covid-19 y, por sus constantes convulsiones, tuvo que interrumpir el proceso de aprendizaje.


La afligida madre explicó que, desde el principio del problema de salud, se ha dedicado a atender a Daniel en todos los sentidos, incluso, ha recibido el apoyo de especialistas de la ciudad, aunque sin mejoras en el tratamiento que la lleva a tener la esperanza de encontrar alternativas nuevas en el estado de Tabasco, donde sabe, hay médicos que podrían atender el tema que le aqueja.



"Yo necesito que me ayuden con un apoyo, con lo que gusten, necesito llevar a mi hijo a Villa Hermosa, necesito viajar con un neurólogo para que me lo estabilicen porque a mi hijo le pegan más seguido los ataques epilépticos. Yo soy madre soltera y no tengo los recursos", expuso la también ama de casa, bajo el llanto desbordado.



Una de las principales preocupaciones de María del Rosario, es ver como Daniel, sufre de severos golpes principalmente en la cabeza, en el proceso de los ataques epilépticos, pese a la asistencia que le brindan al menor.

"Los ataques son seguidos, ya no lo puedo tener así, pero para viajar necesito dinero, los gastos son muy fuertes, lo que la gente quiera donar, todo será muy bienvenido", agregó la dama.

María dejó a la disposición el número de tarjeta 4169-1604-7058-9889 del banco Bancoppel y, el número celular para contacto e informes del caso 922-184-49-02, quedando a la espera y bajo la fe de la buena voluntad de quienes dijo, la ayuda que brinden será redituada por un ser superior.