Sistema arrecifal veracruzano depende de la SCJN

Asociaciones ambientales nacionales e internacionales hacen un llamado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que protejan el sistema arrecifal veracruzano, esto ante la próxima decisión que se emitirá sobre el amparo interpuesto por habitantes de la conurbación Veracruz- Boca del Río – Medellín, en Diciembre de 2016 contra los impactos ambientales negativos e irreversibles causados por las obras de ampliación del Puerto de Veracruz.

sistema_arrecifal_veracruzano_depende_de_la_scjn

Xavier Martinez Esponda Director Técnico Operativo del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA)  informó que con el amparo están buscando proteger y contribuir a la conservación del sistema arrecifal veracruzano, pues saben, es una piedra angular para las personas que viven en la zona conurbada.



"Bajo los argumentos presentados, se está pidiendo la restauración de los servicios ecológicos que se hayan visto afectados del sistema arrecifal y se pronuncie la reparación del daño para con los arrecifes, en dado caso de que este último no sea posible, un cumplimiento sustituto", aclaró.

Por su parte Guillermo Zúñiga Martínez, Abogado el Programa Internacional de Earthjustice, se solidarizó y unió a la situación de los arrecifes, ya que puntualizó, los arrecifes son elementos de la ecología marina que constituyen una protección importante ante eventos climáticos que cada vez son más frecuentes.

"Justice se suma a los demandantes y al CEMDA para pedir a la Suprema Corte de Justicia que reconozca este vínculo de los sistemas ambientales de uno de los más importantes del país, con la calidad de vida de las personas que son beneficiarias de sus servicios por el simple hecho de vivir ahí, de ser residentes de ese lugar", declaró.



Guillermo Zúñiga, afirmó que un proyecto que busca destruir un sistema que es tan generoso no tendría que ser desarrollado.

Comentaron que algunos de los servicios que imparte el sistema arrecifal y han sido comprometidas por el proyecto, es la protección ante tormentas, la producción de alimentos, el servicio de recreo y esparcimiento, el buceo y turismo. Además de que dicha ampliación abarca el tramo que va desde la desembocadura del Río Actopan hasta la región de los Tuxtlas y enfatizaron que enfrente de las costas veracruzanas hay un corredor arrecifal de por los menos 600 kilometros de largo, que no está siendo atendido y requiere protección.


En la reunión también estuvieron Alejandra Serrano Pavón Abogada del Environmental Law Alliance Worldwide  (ELAW) y Sandra Murdel, abogada del Programa de Biodiversidad Marina y Protección Costera de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), apoyando la causa.