Cobertura Qatar 2022

Policía ‘profesional’

Columna: Al pie de la letra



imagen-cuerpo

Como regularmente lo hace, este sábado 24 el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, se ufanó de otra camada de policías “profesionalizados” en la Academia Regional de Seguridad Pública del Sureste-Veracruz.

“Seguimos impulsando la profesionalización policial como una de las principales vías para fortalecer la seguridad en Veracruz, este fin de semana 273 oficiales de la policía del estado, policía municipal y FGE concluyeron con éxito su adiestramiento a través de la @ArspsVer”, publicó anteayer el jefe policiaco en su cuenta de Twitter, detallando que “de los cuales 48 formaron parte del tercer grupo del curso de ‘Mediación y Proximidad Social’ para Policía Estatal; 23 efectivos de la Policía Estatal y 25 de Fuerza Civil”.

Añadió que “además de 29 oficiales del curso de ‘Competencias Básicas de la Función Policial’; 10 elementos de Coatzacoalcos, 14 del municipio de Jalacingo y 5 policías estatales”, se dio “seguimiento a la estrategia estatal contra la violencia de género, 20 policías de investigación de la Fiscalía General del Estado realizaron el curso de ‘Perspectiva de Género’” y que “asimismo 176 elementos finalizaron con éxito el curso de ‘Competencias básicas de la función policial’ pertenecientes al municipio de Xalapa”.

Felicitó a los gobiernos municipales que “han asumido un gran compromiso por la profesionalización y dignificación policial, exhortando a los demás municipios a adiestrar y conformar una policía altamente capacitada para sus ayuntamientos”.

Sin embargo, tres días antes, Gutiérrez Maldonado quedó muy mal cuando tras el alevoso crimen de la profesora Elizabeth Meza Rivera, sus elementos detuvieron a uno de los supuestos criminales pero no en flagrancia sino… ¡en su domicilio particular!, y sin la debida orden de aprehensión que previamente debe otorgar un juez a solicitud de la Fiscalía y que constitucionalmente sólo puede ejecutar la Policía Ministerial.

Gracias a la difusión y presión que hicieron a través de las redes sociales amigos y familiares al enterarse de la arbitraria detención del joven moto-repartidor de comida rápida, fue que el supuesto “sicario” tuvo que ser liberado porque no le pudieron probar su participación en el crimen de la maestra, pero para justificar su error lo acusaron de “faltas administrativas”.

“La falacia por parte de la Secretaría de Seguridad Pública es más que evidente, ya que existe registro del momento de la detención dentro del domicilio. ¿Cómo es posible el cometer una falta administrativa en tu propio hogar? Y más interesante aún, cómo es que por una falta administrativa se realice una detención con semejantes características, desde la irrupción al domicilio, hasta el cubrir el número de la patrulla para evitar su identificación. No cabe duda que en Veracruz no existen los criminales, los fabrican”, fue uno de los comentarios difundidos en redes sociales.

Este caso hace recordar otro ocurrido hace apenas cuatro meses, a mediados de mayo, cuando el moto-repartidor Antonio de Jesús “N”, alias “El Mara”, fue inculpado de los asesinatos de las periodistas Yessenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García Olivera, ejecutadas en Cosoleacaque cuando el detenido laboraba a esa hora en Xalapa, a 380 kilómetros de distancia.


Más columnas

Heder López Cabrera

Moisés Hernández Yoldi

Inflación, a río revuelto

Columna: Artillero


Juan Javier Gómez Cazarín

Parlamento Veracruz

Columna: Las cifras duras


Maquiavelo

¿Desaparecerían el PRI y PRD?

Columna: Se dice que...