Tras regreso a clases presenciales, disminuyen casos de maltrato infantil: Sipinna

Con el regreso paulatino a clases de manera presencial, los riesgos de maltrato, omisión de cuidados y abuso hacia menores de edad han ido disminuyendo porque pasan menos horas en casa, expuso la secretaria ejecutiva del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) Xalapa, Mercy Esther Pérez Arévalo.

Expuso que los tipos de violencias que más padecieron los menores de edad fueron los maltratos y omisión de cuidados.

tras_regreso_a_clases_presenciales,_disminuyen_casos_de_maltrato_infantil:_sipinna

“El que los niños pasan mucho tiempo en casa solos, entendemos que papá y mamá tienen que trabajar, pero por otro lado veíamos que al pasar más tiempo en casa y solos estaban más expuestos (…) el regreso a clases ayudará a regularizar y normalizar las condiciones de los niños”.



Apuntó que, en los últimos cuatro años, el Sipinna municipal atendió a 268 familias que atravesaban por alguna situación adversa; sobre los casos de violencia hacia menores, precisó que fue a finales de 2020 e inicios del 2021 cuando aumentó por el confinamiento.

“Sobre todo en el 2020 y principios de 2021, se fue hacia arriba la curva en el incremento de violencia hacia los niños en casa, no así las denuncias porque los niños no tenían la posibilidad de tener contacto; sin embargo, ahora vemos otra vez que, con el ingreso de los niños a la escuela, también está empezando a disminuir el tiempo que pasan juntos en la familia y por supuesto disminuye el tipo de violencia que se está dando”.

Señaló que existe una estrategia con el Instituto Municipal de las Mujeres y la Procuraduría de Protección a Menores municipal para atender manera integral los casos.



Explicó que notaron una disminución de violencia en los niños y niñas que sí pudieron regresar a sus escuelas, porque pasan menos tiempo en el hogar y en ocasiones están menos expuestos.

“Fueron 268 familias a lo largo de los cuatro años que en su conjunto tenían problemáticas, son familias que han tenido algún tipo de problemática de violencias diversas que puede ser o misión de cuidados, de maltrato o víctimas de abuso”.


Refirió que las víctimas fueron atendidas por psicólogos y se canalizó a las áreas jurídicas o médicas cuando se requería.

“Las denuncias formales, eso le compete a la procuraduría, entonces nosotros las canalizamos y ya la procuraduría es la que realiza ese tipo de atenciones”.