Se cumplen 218 años del paso de Alexander von Humboldt por Xalapa

Alexander von Humboldt es algo más que el nombre de una escuela en Xalapa. ¿Sabes quién se esconde atrás? Aquí te damos algunos datos importantes, que podrían sacarte de algún apuro cuando viajes y te pregunten algo sobre tu ciudad.

Fue un 10 de febrero pero de 1804 cuando el naturalista europeo llegó a tierras xalapeñas como parte de un viaje de exploración a lo largo del Nuevo Mundo; previamente, recorrió Venezuela, Perú, Ecuador, Cuba y las islas del Caribe, además de los afluentes del río Amazonas. Eso sin contar sus anteriores travesías por la costa del Mediterráneo hasta España, lo que les permitió más adelante conseguir el permiso para explorar las provincias americanas bajo el control de la corona española.

se_cumplen_218_anos_del_paso_de_alexander_von_humboldt_por_xalapa
se_cumplen_218_anos_del_paso_de_alexander_von_humboldt_por_xalapa
se_cumplen_218_anos_del_paso_de_alexander_von_humboldt_por_xalapa

En 1803, Von Humboldt y su equipo tomaron rumbo hacia México. Al llegar a Xalapa quedó fascinado por la naturaleza que rodeaba a la ciudad, que en ese entonces contaba también con edificios propios de la época de La Conquista; a su paso, el explorador de origen alemán –que dejó de lado un empleo burocrático para seguir su verdadera pasión- describió bellamente los paisajes de los que aún quedan vestigios en la ciudad.



La vista que aún se tiene desde el parque Juárez (donde anteriormente se erguía el convento Franciscano) fue una de sus fuentes de inspiración, que lo llevó a narrar sobre el Pico de Orizaba y el Cofre de Perote, sitios que también visitó.

Aunque no llegó a escalar el volcán, realizó múltiples mediciones apoyado en la observación y distintos instrumentos que ya había usado anteriormente en Sudamérica.

Sobra decir que Alexander von Humboldt fue quien le dio a Xalapa el mote de “Ciudad de las flores”, debido a la variedad de plantas que se encontró al recorrer el Macuiltépetl y en ese entonces el lago que podía hallarse en Los Berros, además de los caminos que llevaban hacia Coatepec y hacia El Lencero.



Quedó también fascinado con el clima; “el cielo de Xalapa, hermoso y sereno en verano, inspira melancolía desde el mes de diciembre hasta el de febrero; cada vez que el viento del norte sopla en Veracruz, cubre un espeso brumazón a los habitantes de Xalapa, y entonces baja el termómetro hasta 5 o 16 °C”.

¿Por qué fue importante su paso por Xalapa?


Aunque para muchos pareciera solo el recorrido de un turista más por tierras mexicanas, en realidad el viaje de Von Humboldt por México y Veracruz forma parte de un legado histórico reconocido en Europa. De hecho, la historia de su travesía por las Américas es ahora parte de un trabajo conformado por 33 tomos, recopilados de 1804 hasta 1827, que llevan por título “Viaje a las regiones equinocciales del Viejo Continente”.

Posterior a ello, y tras ser contratado por el rey de Prusia en 1827, se empeñó en formar la que sería su obra más ambiciosa: Cosmos; un compendio de todas las ciencias naturales conocidas en ese momento.



Alexander von Humboldt falleció en 1859 a los 89 años, dejando inconcluso su último trabajo del cual solo se lograron recopilar cinco tomos. Tras su muerte, nadie se dio a la tarea de volver a explorar en todas las artes y ciencias a la vez de una marea tan dedicada, lo que ha convertido al alemán en ojos de los expertos en el último científico universal.

Es por ese motivo que no se puede hablar de la historia de las Américas sin referirse obligatoriamente al trabajo de Von Humboldt, quien es reconocido por ser quien redescubrió al nuevo Continente.