Población indígena, golpeada por COVID-19: 106 muertes en Veracruz

Hasta el fin del mes de abril, Veracruz registró 523 casos de COVID-19 en población reconocida como indígena, así como 106 defunciones. Se trata de casos acumulados. 

poblacion_indigena,_golpeada_por_covid-19:_106_muertes_en_veracruz

Los datos de la Secretaría de Salud Federal precisan que, si bien Veracruz es el tercer estado con más población indígena en el país, se ubica en el lugar 12 en cuanto a casos de COVID-19 en ese sector poblacional. 



Los estados con más casos de COVID-19 en población indígena, son: Yucatán con 2 mil 897, Ciudad de México con 2 mil 409, Oaxaca con 1 mil 941. 



Los datos del reporte de la Secretaría de Salud Federal precisan que, en el sector de población indígena, la mediana de edad es de 47 años y del sexo masculino, en cuanto a pacientes con COVID-19; sin embargo, la mayoría son casos ambulatorios. En cambio, las personas de entre 55 a 69 años son quienes resultan más afectadas por la enfermedad causada por el SARS-CoV-2. 


2 MIL 904 PERSONAS INDIGENAS HAN MUERTO EN EL PAÍS POR COVID-19; 106 EN VERACRUZ 



Desde el inicio de la pandemia, en el país han fallecido 2 mil 904 personas reconocidas como población indígena.  De ellas, 106 personas de población indígena o grupos originarios, corresponden al estado de Veracruz



De tal modo, en el país, la tasa de letalidad en la población que se reconoce como indígena es de 15 defunciones por cada 100 casos. 

Yucatán suma 480 defunciones por COVID-19 en población indígena, colocándose como el estado con más muertes en ese sector poblacional y a causa de dicha enfermedad; le siguen Oaxaca con 362, Puebla con 255 y Ciudad de México con 237 defunciones. 

En casos de defunciones por COVID-19 en población indígena, Veracruz se ubica en décimo lugar. 

RETO SANITARIO EXHIBE INEQUIDADES SOCIALES 

La Secretaría de Salud Federal refirió que “la pandemia de COVID-19 se ha posicionado como el mayor reto sanitario, social y económico al que el mundo se haya enfrentado en los últimos 100 años. Más allá de la carga propia de la enfermedad, la pandemia ha contribuido a exhibir las profundas inequidades que existen entre sociedades y dentro de las mismas. Un grupo particularmente vulnerable es el de los pueblos indígenas”.