Cobertura Qatar 2022

Jessica fue privada de la libertad y agredida por compañeros; universidad se negó a resguardarla

La agresión contra Jessica ocurrió en la Universidad Eurohispanoamericana

Jessica fue privada de la libertad y agredida por compañeros; universidad se negó a resguardarla

Jessica Paola fue privada de la libertad, agredida y amenazada por tres compañeros de clase, luego de salir de una reunión con amigos el pasado 10 de agosto.

La joven, quien estudia la licenciatura en Educación Física y Nutrición Deportiva, interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, en contra de Vladimir, Caren y Luis David ´N´, a quienes señaló como responsables de los hechos.

Sin embargo y a pesar de que la autoridad ha prestado atención a su caso, Jessica denunció que la Universidad Eurohispanoamericana, donde ella y los involucrados estudian, se negó a tomar acciones para proteger su integridad.

La estudiante aclaró que los hechos ocurrieron al exterior del plantel educativo, aunque señaló que el personal académico minimizó el hecho y no le brindó la asistencia esperada al argumentar que no tenía una instrucción precisa para hacerlo.

"Me pidieron que hiciera un escrito para solicitar el reglamento, tiene dos meses eso y no me han podido dar nada. Tuve que darme de baja temporalmente porque no encontraron ninguna solución para mí, a ellos los resguardaban, les decían que tienen todo el apoyo", indicó la joven respecto a la postura asumida por la institución.

imagen-cuerpo

Agresores, sin castigo

La señora Rocío Ávila Mejía, madre de la joven agraviada, confirmó que la fiscal a cargo del caso ha trabajado correctamente. Aunque calificó como injusto el trato de las autoridades educativas debido a que la universidad rechazó aplicar sanciones contra los presuntos responsables. 

"Realmente nos trataron muy mal, nos dijeron que solamente podían cambiarla de salón y no podían hacer más nada, que no les constaba y que hasta que las autoridades dictaran sentencia", explicó. 

La madre de Jessica Paola acusó a la Universidad Eurohispanoamericana de ´tapar´ anomalías e incurrir en diferentes irregularidades, por lo que junto con su hija solicitó la intervención de las autoridades educativas y del gobierno estatal.