Cobertura Qatar 2022

Habitantes de Xalapa relajan medidas sanitarias; no usan cubrebocas

Pese a que Xalapa se encuentra en semáforo naranja por Covid-19, habitantes de la capital veracruzana se niegan a usar el cubrebocas; comerciantes aseguran que las ventas de este producto han bajado hasta un 50 por ciento.

La permanencia de Veracruz en el semáforo verde y el inicio de la vacunación contra el coronavirus, han ocasionado que cada vez más xalapeños relajen las medidas sanitarias.

Habitantes de Xalapa relajan medidas sanitarias; no usan cubrebocas
Habitantes de Xalapa relajan medidas sanitarias; no usan cubrebocas
Habitantes de Xalapa relajan medidas sanitarias; no usan cubrebocas
Habitantes de Xalapa relajan medidas sanitarias; no usan cubrebocas

Los cubrebocas y la sana distancia han quedado en el olvido; ahora, son más las personas –principalmente jóvenes- que salen a la calle sin las debidas precauciones.

Caen ventas

Tan solo en el primer cuadro de la ciudad, las rejillas con cubrebocas permanecen prácticamente intactas; las ventas se han desplomado en los últimos meses, sin que esto encienda las alertas de las autoridades.

De acuerdo con los comerciantes, esta tendencia a la baja inició hace aproximadamente dos meses, justo cuando Veracruz entró por segunda vez al semáforo verde por Covid-19.

Esta situación desató una falsa confianza en los ciudadanos, pues en Xalapa, los casos de coronavirus, lejos de disminuir, han incrementado, y el número de personas contagiadas ya sobrepasa las 5 mil.

“Es raro el que use el cubrebocas; no hay venta”, lamentó Rodolfo Salazar, uno de los comerciantes del Centro de la ciudad, quien consideró que al menos el 50 por ciento de la gente que acude a esta zona de Xalapa ya no porta el cubrebocas.


Lo anterior ha obligado a los comerciantes a bajar el precio de estos productos hasta en un 40 por ciento o incluso más, pues cubrebocas que antes estaban en 20 pesos, ahora se venden en cinco.

Otros comerciantes, como Rocío y Francisco Rubén, mostraron su preocupación ante la negativa de la gente de portar el cubrebocas, no solo por el temor de que esto pueda ocasionar una nueva ola de Covid-19, sino porque pese a la disminución en los precios y las ventas, los insumos incrementaron su costo y ahora la ganancia es poca.

“Estamos tratado de que la gente se lleve el cubrebocas a 10 pesos… más barato ya no se puede dar”, dijeron.

Al pasar a semáforo naranja de ‘riesgo alto’, en Xalapa se endurecerán las restricciones en comercios, restaurantes, bares, hoteles y otros espacios cerrados, donde las actividades se habían reactivado con aforo limitado, lo que implica -entre otras medidas- el uso obligatorio del cubrebocas.