Cobertura Qatar 2022

Feminicidio: pandemia que no termina; violencia familiar sigue cobrando víctimas

Mujeres de todas las edades siguen muriendo en Veracruz; sus familiares son sus principales verdugos, quienes aprovechan la confianza para ejercer una violencia que, en gran parte de los casos, termina en feminicidio.

Feminicidio: pandemia que no termina; violencia familiar sigue cobrando víctimas

La violencia familiar ha cobrado notoriedad durante la pandemia de covid-19; el encierro y el incremento en las horas de convivencia han ocasionado que cada vez más mujeres sufran maltrato por parte de su pareja o algún otro miembro de su familia. Y aunque algunas valientes se atreven a interponer una denuncia en contra de su agresor, muchas de ellas no alcanzan siquiera a pedir ayuda.

Se dispara la violencia familiar

El Banco Nacional de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres (Banavim) reveló que, a nivel nacional, se han registrado 992 mil 087 casos de violencia contra este sector, de los cuales, 788 se dieron en Veracruz.


De esta cifra, la familiar es la principal forma de violencia, con alrededor de 700 casos, siendo la modalidad psicológica y física las más frecuentes.

En lo que va del 2021, la Fiscalía General de Veracruz ha abierto 9 mil 867 denuncias por violencia familiar. Asimismo, las líneas de emergencias han recibido más de 3 mil 403 llamadas de auxilio relacionadas con actos de violencia contra la mujer, lo que representa alrededor de 77 llamadas por cada 100 mil veracruzanas.

Las víctimas de Xalapa

En Xalapa, los casos de violencia familiar no son poco frecuentes. El último se suscitó apenas el pasado 24 de noviembre, cuando una mujer fue asesinada a balazos por su pareja sentimental.

Pasaban las 11 de la noche de ese miércoles, cuando el sonido de balazos alertó a los vecinos del fraccionamiento Lomas del Tejar.

imagen-cuerpo

Las detonaciones provenían del domicilio ubicado en el número 15 de la calle Volcán, por lo que rápidamente llamaron al 911, sin imaginar la cruda escena que se creaba en el interior de aquel inmueble.

En cuestión de minutos, elementos policiacos acudieron al lugar y, tras ingresar a la vivienda, encontraron los cuerpos sin vida, ensangrentados, de Laura Patricia Castillo González y Ramón Castilla Segovia, dos maestros que vivían en unión libre.

En un primer momento se pensó en un doble homicidio; sin embargo, todo iba más allá de un simple asesinato: Ramón, de 68 años, le había disparado a Laura, de 64, con un arma calibre .38 y posteriormente se había quitado la vida.

Vecinos afirmaron que ya había antecedentes de violencia por parte de Ramón hacia Laura, e incluso se encontraba bajo tratamiento médico debido a que padecía esquizofrenia.

Ni en su casa están seguras

Laura Patricia es solo una víctima más de violencia familiar y feminicidio.

La más reciente Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló que el 20 por ciento de las mujeres encuestadas admitió no sentirse segura en su propia casa. La percepción de inseguridad no es para menos, pues en 2020, el 23.2 por ciento de las defunciones por homicidio de mujeres ocurrieron en la vivienda.

La ENSU también relacionó estos casos a la pandemia por covid-19, que trajo consigo periodos prolongados de estancia en casa y un incremento en la violencia contra las mujeres como resultado de este confinamiento.

imagen-cuerpo

En ese sentido, confirmó un mayor porcentaje de mujeres que declaran haber enfrentado algún tipo de violencia en el entorno familiar en 2020 -periodo de mayor confinamiento- respecto a 2021; sin embargo, advirtió un aumento sostenido en 2021, alcanzando su máximo en agosto, con niveles similares al mismo mes en 2020.

En el mismo año también se observó que el delito de violencia familiar registró la segunda mayor frecuencia y es el único que muestra un aumento de 5.3 por ciento entre 2019 y 2020, lo cual confirma nuevamente un alza en la violencia contra las mujeres durante el periodo de confinamiento por el covid-19.

En los casos de homicidio, el arma de fuego -como la que mató a Laura Patricia- fue utilizada en más de la mitad de este tipo de crímenes; sin embargo, el uso de la fuerza a través del ahorcamiento, estrangulamiento y sofocación representó 15.3 por ciento de la incidencia.

Feminicidios, imparables

Los feminicidios tampoco han cesado en el estado. De enero de 2019 a septiembre de 2021, en Veracruz se han registrado 10 mil 446 asesinatos de mujeres, de los cuales, únicamente 2 mil 681 son investigados como feminicidio.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), tan solo de enero a octubre de 2021 61 mujeres fueron asesinadas en Veracruz por su condición de género.

Sin embargo, el Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres (OUVMujeres), de la Universidad Veracruzana, señaló que en este mismo periodo los casos de feminicidio en la entidad suman un total de 77, 16 más que los reportados por el Sesnsp.

Estas cifras mantienen al estado de Veracruz en el segundo lugar a nivel nacional en este delito, solo debajo del Estado de México, que registra 118 casos.

Asimismo, cinco municipios veracruzanos se encuentran en la lista de los 100 más violentos del país: Emiliano Zapata, Papantla, Tuxpan, Veracruz y Xalapa, donde se han registrado 1.40 feminicidios por cada 100 mil habitantes.