¡Cambia el chip! Matemáticas e informática, materias del futuro

La educación complementaria en áreas de aprendizaje, como las matemáticas y programación, es fundamental para abatir el rezago educativo de los últimos dos años.

¡cambia_el_chip!_matematicas_e_informatica,_materias_del_futuro

Así lo señaló Carlos Lieja, director de la compañía educativa BYJU’S FutureSchool en México, quien destacó la importancia de que los niños aprendan principalmente sobre las tecnologías de la información para que, en un futuro, puedan ingresar a un mercado laboral que cada día es más competitivo.



“Es vital para el futuro que lo aprendan los niños, porque hoy día cientos de miles de trabajos ya requieren que tengas conocimientos de programación para poder llevar a cabo tus tareas”, apuntó.



De acuerdo con el experto, la programación y las matemáticas están altamente relacionadas, pues aportan habilidades como el pensamiento creativo, lógica, estructura y resolución de problemas.


Lieja reconoció que, en México, materias como programación o computación solo se imparten en instituciones privadas, por lo que lo ideal sería que estas se convirtieran en parte del currículo escolar en todas las escuelas de educación básica.



Destacó que países como India, China, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos ya incluyen la programación como parte de su plan de estudios, lo que deja a México en un enorme rezago.



CAMBIO DE ‘CHIP’

Carlos Lieja advirtió que la falta de impartición de estas materias no es un tema de recursos, pues muchas escuelas públicas en México tienen aulas con computadoras.

Es un asunto de “cambiar el chip” y de cómo se imparten las matemáticas.

“Nosotros hemos detectado que, tradicionalmente, en muchos países en vías de desarrollo como México, la metodología están muy arraigada en temas de repetición en lugar de entendimiento.

Hay una prueba muy famosa, que es la prueba PISA, que mide a todos los países con los mismos valores de matemáticas, a todos los niños de 15 años a nivel mundial… los últimos resultados que tenemos salieron desastrosos”, lamentó, y advirtió que este rezago dejará a México en un lugar muy poco competitivo contra otras naciones cuando los niños crezcan y entren la vida laboral.

LOS NIÑOS, LA MEJOR APUESTA

Para el experto, en 2030 la mitad de los trabajos requerirán habilidades de programación. De ahí la importancia de hacer que los niños pasen de consumidores a creadores de tecnología.

“Hoy día, nuestra mejor apuesta está en los niños; estamos convencidos de que si los convertimos en creadores en lugar de consumidores, cambia el chip de raíz (…) solo así vamos a cambiar el impacto industrial, pues hoy día vas a encontrar que muchísimas posiciones de trabajo requieren habilidades de programación”.