Aytos que incumplieron entrega-recepción, con observaciones por 78 mdp: Orfis

Los 5 Ayuntamientos y el Concejo municipal que incumplieron con la entrega-recepción al concluir sus periodos al finalizar 2021 generaron observaciones de daño patrimonial por al menos 78 millones de pesos, según datos del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS).

Se trata de las administraciones de Aquila, Coyutla, Otatitlán, Uxpanapa y Zacualpan, así como del Concejo de Mixtla de Altamirano.

aytos_que_incumplieron_entrega-recepcion,_con_observaciones_por_78_mdp:_orfis

En entrevista reciente, la titular del órgano, Delia González Cobos, expuso que dichas administraciones "olímpicamente" dejaron el cargo incumpliendo lo establecido en la Ley Orgánica del municipio libre, por lo que pueden ser denunciados por las actuales administraciones municipales.



Algunas de estas administraciones resultaron con observaciones del órgano de fiscalización por un monto superior a los 78 millones entre 2019 y 2020, de acuerdo con los informes del ente fiscalizador.

En 2019 el Ayuntamiento de Aquila, que fue presidido por Jovita Ramírez Limón, generó 8 observaciones por presunto daño patrimonial de 4 millones 142 mil 558.37 pesos. Además, en 2020 generó 2 observaciones de presunto daño patrimonial por 408 mil 448.66 pesos, haciendo un total de 4 millones 551 mil 7.03 pesos observados; en 2017 y 2018 la administración municipal pudo solventar las observaciones generadas.

Para el caso de Coyutla, tuvo diez observaciones por un daño patrimonial en 2019, de 18 millones 770 mil 377.68 pesos. Ese ayuntamiento fue gobernado por Jesús Antonio Picazo Gutiérrez, emanado del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El daño patrimonial se repitió también en 2020, con un monto observado similar en el orden de los 18 millones 673 mil 778.83 pesos, para hacer un total de 37 millones 444 mil 156.51 pesos.



El municipio de Otatitlán, que fue gobernado por el priista Abel Cuevas Palmeros también dejó daño patrimonial durante el desempeño de su encargo. De la cuenta pública 2019 el señalamiento del ORFIS es de 758 mil 043.55 pesos. Igualmente, aunque fue poco, no se salvó para la cuenta de 2020, donde el Órgano de Fiscalización halló inconsistencias financieras por 123 mil pesos para un total de 881 mil 043.55 pesos de desfalco.

Del caso del municipio de Uxpanapa, cuyo presidente municipal fue Esteban Campechano Rincón, del extinto Nueva Alianza, las observaciones en la cuenta pública de 2019 se posicionaron en 25 por presunto daño patrimonial en el orden de los 27 millones 331 mil 846.14 pesos.


En la cuenta de 2020, el ORFIS halló nuevamente un alto daño: 24 millones 684 mil 951.88 pesos para, en conjunto desfalcar al municipio con 52 millones 016 mil 951.88 pesos.

Zacualpan, gobernado en la pasada administración por la perredista Carina Lugo Barrón, tuvo seis observaciones por 2 millones 337 mil 445.60 pesos; para 2020 el daño patrimonial fue de 6 millones 001 mil 686.37 pesos, en 13 observaciones. El total del daño observado en este municipio es por 8 millones 339 mil 131.97 pesos.



El Concejo Municipal de Mixtla de Altamirano también tuvo señalamientos. De acuerdo con el ORFIS, en la cuenta pública 2019 se encontraron observaciones por 3 millones 135 mil 237.52 pesos.

Para la cuenta de 2020, el Órgano de Fiscalización fincó observaciones por 6 millones 072 mil 245.76 pesos, que en conjunto representan 9 millones 207 mil 488.28 pesos en daño patrimonial.



Pese a que en este municipio se instaló el Concejo debido a la pérdida de confianza en el cabildo electo, fue el único, de los ayuntamientos citados, que además del daño patrimonial de 2019 y 2020, no realizó acción alguna para solventar las irregularidades halladas en 2018, de acuerdo con el propio ORFIS.

En conjunto, tanto el Concejo como los ayuntamientos que se fueron sin hacer entrega-recepción y por lo que podrían ser sancionados, sumaron un presunto daño patrimonial de 78 millones 739 mil 779.22 pesos.