×
Cobertura Qatar 2022
Cobertura Rumbo a Elecciones 2024
Cobertura Corredor Interoceanico

Ya casi no se ven en Veracruz las “ramas” familiares

Con 35 años de participar en la rama, tlacotalpeño afirma que esta tradición ha evolucionado

Ya casi no se ven en Veracruz las “ramas” familiares

Desde los cinco años de edad, Rafael Vázquez conoció el “pandero casero”, hecho de corcholatas y un alambre que las atraviesa, instrumento casero con el cual acompañó los versos de la rama para ir a pedir su aguinaldo casa por casa, allá en su tierra natal, Tlacotalpan.

“Desde los 5 años salía con los panderos a tocar la parranda en Tlacotalpan”, expresó.

Recordó que de pequeño era muy emocionante para él y sus amigos participar de esta tradición decembrina que veía recompensada con dulces, frutas o monedas.

“De niño era muy emocionante salir a la rama, porque era la necesidad de aprender a cantarla para tener acceso a algún aguinaldo que podían ser dulces o monedas y era emocionante”, confesó.

Anteriormente era común usar instrumentos caseros para cantar la rama, principalmente la sonaja o pandero casero hecho de corcholatas.

Ya casi no se ven en Veracruz las “ramas” familiares

“Son corcholatas aplastadas, hay testimonios de aquí de personas de Veracruz que decían que se iban al tranvía y ponían las corcholatas para que cuando pasara el tranvía las aplastara y era un instrumento casero muy tradicional y típico de la rama”, explicó.

Con el paso del tiempo aprendió a tocar varios instrumentos, con los cuales ponía la música para el recorrido anual con la rama.

“Ya después aprendí instrumentos, la jarana y pues ya lo retomamos más, y ahora tengo 35 años de participar en la rama”, subrayó.

Para Rafael esta tradición se ha mantenido, al menos en su ciudad natal, Tlacotalpan, sin embargo, asegura que se han perdido algunas costumbres relacionadas con esta tradición.

“Creo que se ha mantenido la tradición, afortunadamente, por inercia, por gusto, por fortuna aún podemos ver a los niños y niñas que actualmente recorren las casas con la rama, en mis tiempos, igual, sin embargo, ya no se ven ramas familiares”, lamentó.

Se pierden las ramas familiares

Explicó que antiguamente las familias se organizaban y salían con su rama a cantar a las casas. “Era distintivo porque se hacían notar por la rama de la familia tal y la rama de la familia fulana, etc., hoy en día ya no se ven o son menos, pero si bien es cierto, ha habido otros procesos”, dijo.

Ejemplificó que ahora hay muchos cambios en esta tradición, tanto infantes como jóvenes que han tomado mucho la jarana, y hoy es más común ver ramas instrumentadas.

“Yo creo que se ha mantenido la tradición de la rama, pero ha tenido sus procesos de modificación, pero a final de cuentas, la tradición sigue ahí”, celebró.

Expuso que, en su caso, hace varios años, cuando tocaba la jarana salía incluso a las comunidades cercanas a Tlacotalpan.

“Era bonito porque la gente siempre te recibía, no recuerdo ni una sola vez que hubiésemos tenido una mala experiencia, siempre nos invitaban a pasar, como tocábamos nos pedían sones, ya nos invitaban a comer y nos daban un buen aguinaldo”, indicó.

“Entonces eran esas caminatas bonitas, al final de cuentas como colectivas, porque íbamos en un grupo de amigos, toda esa parte era una experiencia muy grata”, agregó.

Acotó que por cuestiones de estudios tuvo que cambiar de ciudad. “Me vine a vivir a Veracruz, aquí, por ejemplo, no sacaba la rama, a menos que vinieran mis amigos de Tlacotalpan, nos reuníamos y salíamos, pero aquí también veía a los niños que iban con su portalito y la rama”, afirmó.

Recordó que no era igual a como la cantaba en Tlacotalpan, pero la tradición existía.

“Obviamente con una tonada diferente, ritmos diferentes, versos diferentes y creo que también por el tamaño de la ciudad es distinto, porque hasta la fecha Tlacotalpan puedes recorrerlo a pie en una tarde.  Acá solamente por la colonia, a menos que tengas vehículo y te traslades a otro lado, creo que también eso es una diferencia, el tamaño de la urbe y como Tlacotalpan es chica pues se da el caminarla, que es parte importante también de esta tradición”, aseguró.


Suscribete a nuestra lista de difusión de WhatsappWhatsapp
Suscribete a nuestro canal de TelegramTelegram
Suscribete a nuestro de Armonia y bienestarEmail