Violencia contra veracruzanas se duplicó durante pandemia

La violencia en contra de las veracruzanas se duplicó durante la pandemia, debido a que muchas no denuncian por temor al agresor o por los trámites engorrosos por los que deben pasar. 

violencia_contra_veracruzanas_se_duplico_durante_pandemia

Lizeth Martínez Echevarría, presidenta de Mujeres de Impacto Social, dijo que de 35 atenciones mensuales, la agrupación atiende hasta 70 casos. 



Recordó que existen varios tipos de violencia, es decir, no necesariamente deben ser golpeadas para vivir una situación así, ya que en la mayoría de las veces se ejerce una presión psicológica sobre ellas o incluso económica. 



La agrupación brinda atención integral para que logren identificar a tiempo los síntomas o bien, salir del problema. 


Para ello ofrecen terapias psicológicas, asesoría jurídica, atención nutricional, entre otros servicios. 



“La violencia intrafamiliar se elevó a un 100 por ciento, nosotros mensuales atendíamos alrededor de 35 mujeres y durante la pandemia se incrementó a 70 atenciones mensuales. Es violencia física principalmente, pero empieza desde lo emocional que es la violencia invisible”. 



Aunque la violencia no respeta edad ni condición socioeconómica, quienes denunciaron haber sido víctimas fueron personas de 18 a 25 años y la violencia fue generada, en la mayoría de los casos, por su pareja sentimental. 

“La afluencia de estos temas se han incrementado tanto en la zona rural como en la urbana, desafortunadamente al tener más acceso a la tecnología se incrementan los malos mensajes, hay mucha desinformación en las redes sociales”.

Insistió en que es importante detectar el problema desde los primeros síntomas como la prohibición de usar cierto tipo de prendas de vestir, efectuar ciertos cortes de cabello, violencia económica, faltas de respeto, entre otros. 

La agrupación Mujeres de Impacto Social realizará un work shop violentometro digital y marketing digital, el 25 de noviembre en un conocido hotel de la ciudad de Veracruz.

Se busca que las mujeres se puedan empoderar económicamente y aprender sobre el uso de las nuevas tecnologías.