Cobertura Qatar 2022

Pescados y mariscos, opciones para la cena de Fin de Año en Veracruz

Exhortan a contribuir con la economía de los pescadores de Veracruz para este Fin de Año

Pescados y mariscos, opciones para la cena de Fin de Año en Veracruz

Los productos del mar son una excelente opción para preparar la cena de fin de año que se avecina y no necesariamente hay que inclinarse por el cerdo, la res, el pollo y el pavo, aseguró Nicolás Rivera Domínguez, presidente de la Coalición de Pescadores, Marineros y Transportistas de Veracruz.

Consideró innecesario encerrarse en puerco o pollo, y quienes tienen un poco más de dinero, en el pavo, cuando el mar ofrece productos muy versátiles y a bajo costo, aunque como todo, éstos pueden oscilar conforme a la ley de la oferta y la demanda.

"Hemos estado en la temporada de pampanillo y no hay razón para aferrarse a productos que de por sí son caros y suben aún más en esta temporada porque los carniceros se aprovechan de que las personas cobraron su aguinaldo.

"Hay cazón, sierra, peto; se puede hacer ceviche, se hace pulpa de pescado, minilla, diferentes especies y mercado, sí tiene mercado el producto", señaló Rivera Domínguez.

El representante de un sector de pescadores resaltó que los precios no son inaccesibles, si se compara con lo que puede costar un pavo o una parte de él, o una pierna de cerdo, y por ello remarcó que los productos marinos son una excelente opción para cualquier día, no solamente para la cena de Año Nuevo.

Incluso se preparan botanas para comer con totopos o de muchas maneras, y si alguien está cuidando su dieta y su peso, los pescados y mariscos son una excelente alternativa.

Por ejemplo, la mantarraya es una magnífica opción para la minilla y es barata, además de nutritiva y sana, y va muy muy bien con otros productos.

Y de paso, los compradores contribuyen con la economía de los trabajadores del mar, quienes durante el invierno se las ven muy difíciles porque en días de nortes las autoridades cierran el puerto a la navegación marítima y eso incluye a los pescadores, quienes están conscientes del peligro que representa internarse en aguas turbulentas, añadió.

Se estima que en la conurbación Veracruz-Boca del Río trabajan en promedio unos 800 pescadores que cuentan con permiso extendido por las autoridades del ramo, a quienes se suma otro 50 por ciento que trabaja sin permiso, y los demás les permiten trabajar porque saben que son jefes de familia y requieren llevar el sustento diario a casa.

Los pescadores comercializan su producto en la Plaza del Mar, ubicada en la zona norte de la ciudad de Veracruz, sobre el bulevar Fidel Velázquez, y las amas de casa pueden acudir desde muy temprano si prefieren adquirir el producto directamente de ellos y no con los comerciantes establecidos, quienes hacen un incremento para tener ganancias.

/lmr

Suscribete a nuestra lista de difusión de Whatsapp
Suscribete a nuestro canal de Telegram
Suscribete a nuestro de Armonia y bienestar