Médico veracruzano ha curado a más de 4,000 pacientes de Covid-19

Periodistas reconocen labor del Doctor Lorenzo Castañeda

Con más de 4 mil pacientes atendidos a distancia por la pandemia del coronavirus y todos salvados, el médico Lorenzo Castañeda Pacheco llamó a los veracruzanos a cuidarse y vacunarse porque la enfermedad es real y la tercera ola está aquí, no son inventos y quien no se cuide se pone en peligro.

medico_veracruzano_ha_curado_a_mas_de_4,000_pacientes_de_covid-19
medico_veracruzano_ha_curado_a_mas_de_4,000_pacientes_de_covid-19

En entrevista el exdirector del Hospital de Tarimoya recordó que desde hace un año y tres meses, el 1 de abril del 2020 tomó la iniciativa de dar consultas a distancia a personas que temían estar infectadas por el SARS-COV-2, y para ello se apoyó en la tecnología: el teléfono celular, conferencias por whatsapp y videollamadas por zoom.



Su primer paciente en esta batalla epidemiológica fue un joven de 32 años de edad, contagiado y temeroso de acudir a un hospital, ante el riesgo de empeorar y perder la batalla. Así empezó la atención por vía remota y el resultado fue satisfactorio pues salvó la vida y vive para contarlo.



“Hemos tenido la oportunidad de atender pacientes prácticamente de todo el país y hemos tenido hermanos que se encuentran en Estados Unidos y nos han hablado y hemos atendido. Llevamos aproximadamente 400 pacientes que se encuentran en Estados Unidos.


“Ya rebasamos los 4 mil casos. La verdad que yo me siento muy satisfecho porque estoy apegado a mi juramento de Hipócrates y siempre he tratado de aportar beneficio a la población”, expresó Castañeda Pacheco.



También ha atendido a trabajadores de los medios de comunicación, sin que se haya registrado una sola pérdida humana, pero recalcó que las personas deben buscar atención médica en forma temprana, desde que empieza a experimentar sensaciones no comunes: escuchar a su organismo y s las alertas que les envía.



Lamentó que algunas personas le crean a los rumores sin sustento científico en vez de tomar en cuenta las alertas y los llamados de la comunidad científica y de las instituciones de salud, pues esa actitud termina desafortunadamente en pérdida de vidas que debieron salvarse.

Por eso el médico hizo un exhorto a la ciudadanía porque dejó en claro que México se encuentra ya dentro de la tercera ola del Covid y no es un invento de nadie para asustar, sino una realidad muy peligrosa.

“Lo que yo les puedo decir es que si tienen la oportunidad y la edad para acudir a vacunarse, que se vacunen, ya que la vacunación nos puede ayudar a aplanar esta línea del virus; sobre todo, ahorita lo más importante, pacientes que fueron vacunados y que están dando positivo, la enfermedad no les da tan grave, les está dando una situación leve o moderada. Hasta ahorita he tenido pacientes que se vacunaron y que no han caído en la gravedad.

“Mucha gente, la verdad, trata de confundir, pero la realidad es que hay que ver, quienes estamos atendiendo y estamos viendo qué tanto de gente positiva, podemos decir que esto es real, que existe y debemos seguir cuidándonos: las medidas preventivas como el lavado de manos, el uso del cubrebocas, el uso de alcohol en gel, la medida a distancia de metro y medio a dos metros y sobre todo, evitar acudir a lugares conglomerados y evitar reuniones de más de 10 personas; y lo más importante que se nos ha olvidado, no saludar de mano”, recalcó el galeno.

Afirmó que los colores del semáforo epidemiológicos son reales y se manejan con base en la ocupación de camas hospitalarias que indican la cantidad de pacientes y su nivel de positividad.

Remarcó la importancia de prestar atención a signos de alerta como el dolor de cabeza, temperatura, posibles náuseas y diarrea. Además, malestar y picazón de garganta, pues una cosa es dolor y otra es irritación, además de ojos rojos, debilidad y/o cansancio.

“Desde que tengamos dos o tres síntomas acudamos inmediatamente al médico, no esperar, porque nosotros médicos cuando agarramos al paciente en la primera etapa podemos salir avante. Cuando ya el paciente tiene 5 ó 6 días ya es más difícil atenderlo porque ya nos llega al consultorio o nos hablan cuando ya tiene 90 ó 92 de saturación. Es muy importante tener un termómetro y un oxímetro porque tenemos que estar midiendo la cantidad de oxigenación”, subrayó el médico.

El médico Lorenzo Castañeda Pacheco recibió el reconocimiento de comunicadores veracruzanos porque además de continuar con su apostolado médico a distancia, como lo impone la pandemia del Covid, entre los pacientes sanados ha habido una treintena de periodistas porteños, cuyo tránsito epidemiológico tuvo un desenlace afortunado.