Cobertura Qatar 2022
Cobertura Rumbo a Elecciones 2024
Cobertura Corredor Interoceanico

Marlene: cómo ser madre y soldado en Veracruz

Para la Soldado Auxiliar Asistente de Enfermería, Marlene Willyson todo esfuerzo que hace en las fuerzas armadas valen la pena por su hijo.

Marlene: cómo ser madre y soldado en Veracruz

Las mujeres que son madres y jefas de familia hacen un gran esfuerzo para ser eficientes en su trabajo y en ocasiones pasar temporadas lejos de sus hijos, pero asumen el reto de sacarlos adelante sobre todo en áreas como las fuerzas armadas, donde hay compromisos más fuertes.

Sin embargo, para la Soldado Auxiliar Asistente de Enfermería Marlene Willyson Palacios, todo esfuerzo vale la pena por ver crecer a su hijo, de 10 años de edad.

Licenciada en Enfermería, madre soltera, con 5 años en el Hospital Militar, admite que ser profesional y cabeza de familia impone un enorme esfuerzo cada día.

"Sí es algo complicado, sobre todo porque como mujer uno de mis sueños ha sido realizarme en el área en que estoy trabajando, que es el área de la salud: me gusta mucho mi trabajo, trato de dar lo mejor.

"Y es difícil el hecho de dejar a mi hijo al cuidado de alguien más porque siempre persiste la incertidumbre de saber si está bien atendido, si ya comió, si hizo tarea y demás, a pesar de que ya es un niño mayor, sí es difícil, pero la vocación es lo primordial para mí y siempre me ha gustado el hecho de estar aquí en este hospital", afirma Marlene.

La situación se complica cuando su presencia es necesaria por algún festejo escolar.

"Sí, definitivamente es lo más difícil el no estar con él en los momentos que son importantes para él [...]; ha habido ocasiones en las que sí se puede, pero cuando me mandan de comisión o algún servicio fuera de plaza es cuando no podemos hacer más que cumplir con el deber", señala la soldado asistente de Enfermería.

UN MES SIN VERLO

Consciente del compromiso con su trabajo, Marlene Willyson asume sus deberes, pero entre los sacrificios más grandes figura el separarse de su vástago por temporadas que en ocasiones se prolongan mucho.

"La comisión más larga que tuve fue el año pasado, estuve en el desfile de México el 20 de Noviembre, fue un mes aproximadamente y estuvo con mi mamá, que es la abuela materna y siempre hay más cariño por parte de ese lado", señala Willyson Palacios.

Por fortuna para ella, la tecnología contribuyó a mantenerse en contacto con su familia a través de videollamadas y de esa forma se enlazaban en forma virtual.

Para ella es un reto tener un niño educado, responsable, de buenas calificaciones en la escuela, que sepa apoyarla en el hogar.

"Siento que lo estoy forjando como un hombre de bien, para el día de mañana que él quiera formar su propia familia no va a ser nada difícil: él va a tener esos cimientos que hoy por hoy son muy importantes, porque la mayoría de las mujeres nos quejamos de que no tenemos ningún apoyo, pero yo siento que él va a ser una persona muy importante cuando crezca y ése es mi objetivo principal como mamá para él", asevera Marlene.

Antes de despedirse, la Soldado Auxiliar Asistente de Enfermería asume su compromiso con el área de la salud y reconoce que en el Hospital Militar de La Boticaria les organizaron un festejo a las mamás y el día libre para pasarlo con sus hijos.

/ct 

Suscribete a nuestra lista de difusión de WhatsappWhatsapp
Suscribete a nuestro canal de TelegramTelegram
Suscribete a nuestro de Armonia y bienestarEmail