Cobertura Qatar 2022

Emprendedores son víctimas del regateo

Falta empatía a los trabajos de artesanos, dice vendedora

Emprendedores son víctimas del regateo

Cientos de emprendedores y artesanos trabajan diariamente creando sus productos para lograr venderlos y generar ingresos. Detrás de cada pieza hay horas de trabajo que ante los ojos de algunos consumidores no valen nada, y terminan por regatear el precio de ellos.

El regateo es algo muy común en México, lamentablemente en la necesidad de vender sus productos, a los vendedores no les queda otra opción más que acceder. Esta acción resalta la falta de cultura y empatía que existe en las personas que no valoran el tiempo invertido y la dedicación.

“Yo emprendí mi propia marca llamada Pollito Rosa que está dedicada a la manufactura de figuras en porcelana fría personalizadas, he tenido experiencias buenas y otras no tanto ya que he sido víctima del famoso regateo. Lamentablemente es muy difícil que las personas valoren el trabajo artesanal porque lo ven como algo fácil o que el material es barato”, expuso Norma Adriana Barrios Corona, emprendedora.

Argumentó que donde algunos ven piezas sin tanta ciencia, hay esfuerzo, pasión por el trabajo y días de creación. Afirmó que el regateo constantemente se hace presente en su trabajo, sin embargo aseveró que es su responsabilidad darle el valor que otros no le dan.


“En muchas ocasiones me ha tocado lidiar con esta situación y algunas veces si accedo a realizar algún descuento, pero tampoco puedo regalar mi trabajo porque me he llegado a tardar hasta 4 días en una sola pieza. Por fortuna también tengo clientes que valoran mi trabajo y pagan el precio justo por ello”.

Consciente de que esta acción no se acabará, invitó a las personas a no denigrar el trabajo de nadie puesto que para muchos es el sostén de una familia, además de que todo requiere un gasto y tiempo invertido.