Cobertura Qatar 2022

Casa Jesús en el Hogar abre este 3 de septiembre; busca atender a migrantes

Casa Jesús en el Hogar abre este 3 de septiembre; busca atender a migrantes

Ante la creciente presencia de migrantes sin recursos en Veracruz, el viernes 3 de septiembre se abrirá un espacio para apoyarlos a que su estancia sea menos difícil, anunció José Luis Silva López, presidente del Ministerio Millones de Biblias para el Mundo.

El espacio se ubicará en Lerdo y Bravo, en el centro histórico de Veracruz, por parte de la Iglesia Jesús en el Hogar, y allí se auxiliará a quienes están fuera de su tierra y con muchas necesidades de subsistencia en su camino hacia otras rutas.

“Se les va a ayudar, se les va a bañar, se les va a cortar el cabello, se les va a dar ropa. Por qué hacemos esto. Porque con esta pandemia mucha gente se ha suicidado, mucha gente el hogar está desintegrado, familias disfuncionales, y sentimos ayudarlos porque es lo que dijo Jesús”.

-¿Será un lugar en donde van a dormir?

“No. Nada más va a ser en el día, de 9:00 de la mañana a 2:00 de la tarde. Va a haber médicos, tenemos campaña de cortes de cabello también, y va a haber varias personas ayudándonos. Sólo estará abierto de lunes a viernes”, precisó Silva López.

Resaltó la ubicación estratégica de ese centro de apoyo, a 3 cuadras de la Delegación del Instituto Nacional de Migración, que está en la esquina de Lerdo y 5 de Mayo, pues en esa zona merodean migrantes que buscan un mejor destino en el norte del continente.

“Son haitianos, cubanos, centroamericanos, que andan con sus niños y como no pueden entrar a las oficinas de Migración por lo mismo de la pandemia, están afuera. Entonces se les va a atender, con el protocolo: tenemos las medidas sanitarias y está un doctor con nosotros apoyando a esas personas

“Además de los migrantes, estamos viendo tanta necesidad en las familias, estamos preocupados por las familias, cómo se están desintegrando, jóvenes suicidándose. Por eso vamos a las colonias, donde hay tanta hambre, no hay trabajo. Vamos a ayudarlos hasta donde podamos”, remarcó el representante evangélico.

Cabe señalar que desde hace meses en las calles de Veracruz ya no sólo se observa a migrantes de países centroamericanos, sino también y en menor proporción, a varios haitianos, en algunos casos con sus familias, deambulando y buscando la forma de sobrevivir.

Al no tener documentos es difícil que alguien les dé trabajo, y sólo en ocasiones les ofrecen algo comestible, cuando se nota la presencia de niños.

Los migrantes no desean la deportación a su país, bajo ninguna circunstancia.