Cobertura Qatar 2022

Reclutan a niños para el huachicol, halcones, acarreadores y sicarios

Reclutan a niños para el huachicol, halcones, acarreadores y sicarios

Como “halcones”, “acarreadores” o sicarios, los niños y adolescentes son reclutados por las bandas del huachicol en diferentes partes del país, de acuerdo con reportes oficiales.

Según datos de la Fiscalía General de la República citados por Reforma, entre 2006 y julio de 2021 fueron detenidos 91 menores ligados a bandas del huachicol, principalmente en Tamaulipas y Jalisco, donde capturaron a 23 y 16 niños y adolescentes, respectivamente. En Guanajuato hubo 14 aprehensiones; en Sinaloa, 6, y en Zacatecas, 5.

“Hay una profunda descomposición social en nuestro país (...) que se refleja en inseguridad, pobreza, que los adolescentes no tienen un proyecto de vida realizable en el corto y largo plazo, que faltan oportunidades de desarrollo, que hay falta de calidad en la educación”, lamentó Ivone Piedras, directora de comunicación de Save The Children.

“Todo esto es terreno fértil para el crimen organizado, en estos contextos es muchísimo más fácil reclutar a niñas, niños y adolescentes”, agregó.

La Red por los Derechos de la Infancia advierte que, pese a lo grave del reclutamiento de menores por parte del crimen organizado, esta práctica no está tipificada, los planes sectoriales de Gobierno no consideran líneas de acción para combatirlo y el Sistema de Ejecución Penal no está diseñado para enfrentarlo.

Reportes periodísticos refieren que sucede el mismo fenómeno que acontece en territorios donde el crimen organizado ha sentados sus reales, como Veracruz, Michoacán y Tamaulipas, donde los menores de edad son reclutados para realizar desde labores de alerta a los delincuentes, vigilando el ingreso a sus zonas de actividad –los llamados “halconcitos”, sirviendo como transportistas de mercancía ilegal como droga –conocidos como “burritos” (sic)–, también como choferes y hasta como sicarios.

En el caso poblano, apunta el informe, los niños y adolescentes son contratados para hacer las veces de “halconcitos” y aunque no se tiene un estimado claro del número de ellos que forman ya parte de las redes de huachicoleros, principalmente en las localidades mencionadas.