Andre El-Mann: Cómo la pandemia podría ser una oportunidad para evolucionar

Los primeros meses del año pasado, presentaron un escenario inédito y sumamente desafiante para las empresas del sector bienes raíces. Producto de la pandemia por coronavirus, el gobierno nacional junto con especialistas de la salud, determinaron que para proteger la salud de los ciudadanos, debían cerrarse todas las actividades consideradas no esenciales. Este hecho provocó que miles de locales de oficinas en distintas regiones del país debieran cerrar sus puertas, y por supuesto, la demanda de compra y alquileres disminuyó enormemente.

andre_el-mann:_como_la_pandemia_podria_ser_una_oportunidad_para_evolucionar

En este contexto, la familia El-Mann Arazi mostró lo mejor de su capacidad empresarial resiliente, y a los pocos meses de iniciada la pandemia, ya habían sido capaces no solamente de implementar diferentes políticas para mantener a Fibra Uno como la empresa de fidecomiso más importante a nivel nacional, sino que también apostaron por el desarrollo del sector bienes raíces en conjunto, convocando a lo largo del 2020 y en los meses que llevamos del 2021, a que inversionistas del país y de procedencia internacional, coloquen capital fresco a través de inversiones en el rubro. El convencimiento en el pronto retorno de la normalidad social y su consecuente reactivación económica, proyectaron un escenario prometedor para las propiedades.



El aumento de la demanda de la demanda de locales industriales y comerciales es uno de los fenómenos pos pandemia más importantes, pero además, la pandemia ha mostrado la importancia que tiene la racionalización del espacio, el cuidado, la buena circulación, y sobre todo, la sustentabilidad. Es por ello que Andre El-Mann, director general de Fibra Uno, afirma que en los próximos meses se asistirá a una transformación en relación a cómo eran las oficinas tradicional. Un mejor aprovechamiento del espacio, centralidad de la sustentabilidad, espacios más distanciados, ¿a qué tipo de cambios se refiere? ¿Cómo serán las próximas oficinas comerciales e industriales? ¿Qué tipo de transformaciones podrán verse en los siguientes meses?



FUNO durante la pandemia. Transformaciones y proyecciones 


Una de las medidas más importantes que desarrollaron los empresarios de FUNO, la empresa más importante a nivel nacional dentro del sector bienes raíces, fue haber impulsado la transformación de varias de sus propiedades para convertirlas en escuelas y hospitales. En distintas regiones del país, producto de los enormes y constantes niveles de personas contagiadas por coronavirus, la saturación de estos espacios generó una demanda de este tipo de propiedades. Es por ello que esta política destaca tanto, ya que no solamente mantuvieron los niveles de ingresos de la empresa, sino que también se vincula con la filosofía empresarial de pensar en la sustentabilidad y el aporte social.



Desde el año 2011, cuando FUNO hizo su aparición oficial en el mercado y comenzó a cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores, hubo distintos momentos críticos en los cuales la capacidad de sus empresarios ha sido nodal para buscar oportunidades de mantenerse como líderes. Pero tal vez ninguna coyuntura haya sido tan complicada como el 2020 y estos meses del 2021, período durante el cual las empresas del sector Bienes Raíces (Fibras) vieron disminuir el valor y la demanda de sus propiedades. Sin embargo, los directivos de Fibra Uno han sido capaces no solamente de sortear la crisis, sino de incluso poder innovar en el sector. Todos estos logros sin abandonar su misión, que es brindar oportunidades y calidad a sus clientes, ni su filosofía, que es mantenerse en los parámetros actuales de sustentabilidad.

Cambios en las oficinas tradicionales. FUNO, un paso adelante 



Como mencionamos, Andre El-Mann enfatiza como una política muy destacada por parte de los directivos y empresarios de FUNO, el hecho de haber impulsado la transformación de varias de sus propiedades por aquello que desde que comenzó la pandemia, es más demandado: hospitales y escuelas. El carácter resiliente de los empresarios de Fibra Uno, se ha combinado con la formación y experiencia del personal, y es esto lo que permitió que estén un paso adelante y pudiesen detectar una oportunidad así.

Pero al parecer, desde FUNO ya proyectan las próximas modificaciones y transformaciones, y por lo tanto ya están pensando en las nuevas oportunidades de negocios. Entre el año pasado y los meses que han transcurrido del 2021, se produjeron diversas modificaciones en los patrones de consumo y de los usos de oficinas comerciales e industriales. En un contexto actual en el cual avanza la estrategia nacional de vacunación, que viene permitiendo sostener un mayor control de contagios vinculado a las nuevas cepas de covid-19, la reactivación post pandemia y el advenimiento de una nueva normalidad ya se proyecta que se concrete en los siguientes meses.

Los empresarios de FUNO trabajan en la identificación de las nuevas demandas y de las transformaciones que transitarán las oficinas tradicionales. Las nuevas tendencias tendrán para la familia El-Mann, algunas características específicas hacia las que deberán orientarse las nuevas políticas que desarrollen los trabajadores de la empresa. Las formas del trabajo son las que están generando distintas transformaciones en el sector inmobiliario, ya que los nuevos hábitos llegaron para quedarse y las empresas de Bienes Raíces deben transitar una metamorfosis en relación a este contexto.

?        Reconversión y búsqueda por adaptar los espacios: Los directivos de Fibra UNO (Funo) han sido pioneros en el impulso de la reconversión de algunas de sus propiedades en distintas regiones del país durante el 2020. El éxito de esta política permite estimar que es esta la tendencia hacia la que irán las empresas de bienes raíces. Los resultados positivos que consiguieron en FUNO colocan a la empresa un paso adelante en este aspecto. Resiliencia y adaptación son las principales características que deberán tener los empresarios para las nuevas modificaciones que se llevarán adelante en cuanto a oficinas se refiere.

La proyección para los próximos meses en el caso de FUNO no se basa en un análisis del mercado únicamente, sino que emerge de la propia experiencia de transformación de varias de sus propiedades. La post pandemia para el sector bienes raíces, implica un aumento en la demanda de oficinas, y es por ello que se prevén nuevas transformaciones en las cuales ya se está trabajando. Los directivos de FUNO están convencidos de que el formato tradicional de las oficinas, su espacio y su ubicación, generan actualmente muchas restricciones e inflexibilidades. Es por ello que se impone la necesidad de desarrollar estrategias de transformación de las oficinas que resulten una ventaja para todos los involucrados

?        Ubicación y localización: Esta transformación es una constante para cualquier empresa dedicada a los Bienes Raíces. Sin embargo, en esta coyuntura, en la cual el turismo, la circulación de las personas, e incluso las modalidades de trabajo han cambiado, la localización cobra una relevancia mayor que en otros años. Las mejores ubicaciones de las propiedades se van a vincular a un crecimiento del valor a sus inversionistas.

Tanto los hábitos de consumo como así también las formas del trabajo han presentado modificaciones que han llegado para quedarse, y es en ese sentido que Andre El-Mann entiende que es importante anticiparse a cómo se pueden adaptar los espacios de las oficinas a las actividades económicas que más rápidamente retornarán a la actividad de períodos pre pandemia.

?        Sector industrial: La reactivación económica se vincula al sector bienes raíces como  nunca antes. Este rubro muestra signos positivos ya que los niveles de ocupación son elevados, principalmente sobre la base de firmas de comercio electrónico que se espera que aumente la demanda de nuevos espacios. Esto genera un importante movimiento a las Fibras que tienen propiedades con las características necesarias para responder a esta demanda de parques industriales, bodegas e instalaciones fabriles. En ese sentido, hay que remarcar el impulso que generaron para su recuperación.

Para la familia El-Mann, cuya gran virtud es la detección de oportunidades que les permiten proyectar hacia los próximos meses y averiguar cuáles serás las nuevas tendencias, las transformaciones de las oficinas tradicionales se vincularán a espacios con nuevas innovaciones tecnológicas. Algunas oficinas que antes de la pandemia no eran tan masivas, en los próximos meses tendrán más apariciones en distintas regiones del país. Tal es el caso de las cápsulas cerradas que actualmente funcionan como espacios para conferencias telefónicas. Además, se prevé que se demanden considerables las oficinas tipo Focus Room con orientación a funcionar para la modalidad de trabajo individual, y por último, se desarrollarán oficinas con espacios semi abiertos para una conversación informal. Otra de las transformaciones que atravesarán las tradicionales oficinas según las estimaciones de los empresarios de FUNO, será el desarrollo de salas de juntas cuyo espacio estará pensado para que grupos de hasta cinco personas, dispongan de la tecnología necesaria para videoconferencias.

 FUNO trabaja en la evolución de las oficinas 

La pandemia por coronavirus ha generado que los empresarios de Fibra Uno pongan al servicio de la empresa su capacidad de detectar nuevas oportunidades de negocios. Las transformaciones de los hábitos de consumo junto con las nuevas modalidades de trabajo, son tendencias que no solamente llegaron para quedarse, sino que indican el camino para proyectar hacia dónde van las demandas y cuáles son las características solicitadas para las nuevas oficinas. El éxito en la transformación de varias propiedades en los últimos años,  ha servido como impulso para trabajar en las próximas transformaciones, en este caso, de las propiedades que funcionan como oficinas que actualmente tiene FUNO en su portfolio.