×
Cobertura Qatar 2022
Cobertura Rumbo a Elecciones 2024
Cobertura Corredor Interoceanico

San Antonio Abad, el Santo Patrono de los animales ¿Cómo surge la bendición de las mascotas?

Perros, gatos y hasta patos son llevados a misa en Naolinco

San Antonio Abad, el Santo Patrono de los animales ¿Cómo surge la bendición de las mascotas?
 

La celebración de San Antonio Abad es una tradición no solo mexicana, sino también de Latinoamérica y Europa.

Creyentes católicos, devotos de este Patrono de los animales, suelen acudir el 17 de enero a los templos con el fin de bendecir a sus mascotas.

Se celebra a este Santo llevando a las mascotas a la iglesia donde reciben la bendición y son rociados de agua bendita para protegerlos del peligro y la desgracia. También se realizan misas y oraciones para estos fieles compañeros que son parte de la familia.

En Veracruz, en el Pueblo Mágico de Naolinco, se tiene muy arraigada la tradición, pues la bendición se realiza en la conocida Parroquia de San Mateo.

San Antonio Abad, el Santo Patrono de los animales ¿Cómo surge la bendición de las mascotas?

¿Cómo surge esta tradición?

La bendición de los animales es una tradición que en un principio fue promovida por los frailes franciscanos durante la etapa colonial; esta consistía en llevar a los animales domésticos y algunos de corral a bendecir junto con las semillas que se usarían para sembrar en esa temporada.

La tradición tenía como objeto resguardar y proteger a sus mascotas de las epidemias, accidentes y otras desgracias; además de garantizar una buena producción y alejar las enfermedades tanto de lo sembrado como de los animales de corral y domésticos.

San Antonio Abad, el Santo Patrono de los animales ¿Cómo surge la bendición de las mascotas?

¿Por qué San Antonio Abad es conocido como el ´Patrono de los animales´?

Antonio Magno recibió este nombre porque cuando era joven se fue a vivir a un cementerio debido a la gran cantidad de serpientes que habitaban en la zona.

Ante esta difícil situación, él pidió a Dios que las alejara e hizo la señal de la cruz sobre estas y milagrosamente se fueron del lugar.

Al conocer de este milagro, los campesinos lo buscaban para que bendijera a sus animales y los protegiera de los acechadores, así como algunas enfermedades y plagas.

Además, de acuerdo con la creencia, San Antonio Abad fue considerado el primer monje, es decir, fue el primer hombre fiel a Dios que decidió alejarse de las banalidades y vivir en el retiro para concentrarse solo en la religión.

San Antonio Abad, el Santo Patrono de los animales ¿Cómo surge la bendición de las mascotas?

Oración para bendecir a las mascotas en el Día de San Antonio Abad

Señor Celestial, Padre Creador de todas las cosas,

hoy quiero pedir tu misericordia y compasión para mi mascota,

y por mediación de San Antonio Abad,

llamado también San Antón, el gran protector de los animales,

que tanto amor tuvo a estas criaturas,

te ruego que no le abandones nunca

concédele salud, que no sufra ni padezca,

que no este triste, que no le falten las fuerzas

que no sienta dolor ni angustia,

que no se sienta solo

y que siempre tenga a su lado alguien que le cuide con amor.

Por el poder de Tu amor,

permite que... (nombre de la mascota)

viva feliz y sano,

que tenga todo lo necesario según Tu deseo.

 

Cuídalo y protégelo,

que no le falte alimento, cama y reposo,

que no carezca de amigos, amor y respeto,

pon tu mano sobre él si cae enfermo,

no permitas que nada ni nadie le cause daño,

ni que se pierda o lo roben,

yo le quiero como un miembro más de la familia

y siempre estaré a su lado

dándole todo mi cariño y cubriendo sus necesidades.

 

Te pido tu especial bendición y ayuda

en estos momentos que... (nombre de la mascota)

necesita tanto de ti,

(pedir por salud, o robo, o extravío, protección, problemas ...): (hacer la petición)

Señor, te ruego también que,

por intercesión de San Antonio Abad,

tengas piedad de los hombres que por ignorancia

maltratan a los animales,

enséñales a que los amen como criaturas tuyas.

 

Señor, ten piedad de los animales domésticos,

que muy a menudo son entregados y abandonados,

sin defensa alguna,

a la indiferencia y a la crueldad humana:

no los dejes solos con sus penas.

 

Señor Dios, ten piedad de los animales

como el león, el tigre, el mono, el elefante

y otras especies que son capturados

para ser llevados a circos o zoológicos:

dales a todos ellos un refugio seguro en su hábitat.

Señor, ten piedad de los animales de granja

que crecen dentro de inhóspitos habitáculos,

así como de aquellos animales que en los mataderos

son sacrificados sin anestesia: acógelos con su dolor.

Señor, ten piedad de los animales de experimentación

haz que cesen estas prácticas y sálvalos de su sufrimiento.

 

Señor, tú que infundiste en San Antonio Abad

un gran amor a la pobreza y al respeto de los animales,

ten piedad de todos los animales que sufren

y haz una sociedad más justa basada en el amor y la paz

de todos los seres que pueblan el planeta.

Amén.

Suscribete a nuestra lista de difusión de WhatsappWhatsapp
Suscribete a nuestro canal de TelegramTelegram
Suscribete a nuestro de Armonia y bienestarEmail