×
Cobertura Qatar 2022
Cobertura Rumbo a Elecciones 2024
Cobertura Corredor Interoceanico

Por pobreza, comunidades indígenas han perdido tradiciones

En varios poblados ya se perdió la elaboración de textiles, afirmó diseñadora

Por pobreza, comunidades indígenas han perdido tradiciones

Debido a la pobreza, comunidades indígenas han perdido sus tradiciones, pues hacer sus artesanías se lleva tiempo y sale caro, señaló Yoloxóchitl Alvarado, diseñadora de moda especialista en textiles artesanales.

Al ofrecer una plática en el Museo de Arte del Estado de Veracruz (MAEV), explicó que la forma en que siembran, cómo preparan las tortillas, cómo duermen, sueñan y viven tiene toda una cosmovisión atrás.

Señaló que los sueños son importantes para ellos porque les dan el camino y les indican a dónde ir y, por ejemplo, los curanderos sueñan cómo curar un hueso y para otras personas sea una broma la curandería o brujería, pero para ellos es algo natural porque es parte de su cosmogonía.

Sin embargo, resaltó que la pobreza ha hecho que muchos abandonen sus tradiciones y por ejemplo en su poblado de Tzicatlán, en el municipio de Texcatepec, se perdió ya la elaboración de textiles.

"Curiosamente era demasiado caro, ya no había para comprar los insumos y materiales y tampoco se estaba produciendo en la región y esto nos llevó a la muerte inminente de nuestro legado textil", apuntó.

La diseñadora de moda señaló que hay cinco mujeres, seis con ella, que aún portan el traje tradicional, pero es un reto enorme y una gran responsabilidad el preservar la herencia cultural.

Comentó que en su caso, comenzó a visitar a las abuelas cuando tenía 16 años para observar sus textiles y en ese entonces no tenía idea de que estaba haciendo un registro, tampoco sabía que había un Museo de Arte Popular ni uno de Antropología para investigar un poco más de lo que se comunidad no tenía pero lo descubrió a través de los años.

Agregó que hoy en día cuenta con un catálogo de iconografía textil que ha compartido con el Valle del Mezquital y con la zona otomí de Querétaro y del Estado de México.

Agregó que para ella ha sido una bendición estar en esas comunidades cercanas a su pueblo porque la gente le dice que así se vestían sus abuelitas y esa ropa se les queda no como un recuerdo en los ojos, sino en los corazones y el alma.

Suscribete a nuestra lista de difusión de WhatsappWhatsapp
Suscribete a nuestro canal de TelegramTelegram
Suscribete a nuestro de Armonia y bienestarEmail