Pastores de Orizaba se unen a llamados por la paz

Tras los últimos hechos violentos que se han registrado en Veracruz y la región de las altas montañas, como el ocurrido en Rafael Delgado donde un matrimonio fue asesinado, pastores evangélicos se pronuncian a favor de la paz, y admitieron que la preocupación sigue extendiéndose por la desaparición de personas en la región.

Pastores de Orizaba se unen a llamados por la paz

Daniel Quiroga Martínez, pastor evangélico, señaló que las autoridades deben actuar conforme a la justicia.

"Esperamos que la justicia que está representada por los funcionarios públicos cada uno actúe conforme a las obligaciones que tienen. Nosotros creemos en nuestras leyes y también queremos creer en nuestros funcionarios, que ellos van a ejercer la justicia correctamente".

Subrayó que como pastores de iglesia no son quiénes para juzgar si están actuando bien o mal, puesto que existen reglamentos y leyes que ellos mismos deben defender, las cuales son las mismas que a ellos los aprueban o reprueban.


"Estamos a favor de la paz social, una de nuestras enseñanzas principales que nos da el señor Jesucristo es la paz, el ofrece la paz, nos pide que vivamos en paz; siempre promoveremos naturalmente la paz en toda la sociedad, principalmente evitando cualquier situación de violencia y cualquier atropello en los derechos de las personas".

Insistió que hay varias alianzas de pastores que han realizado actividades en pro de la familia y los niños, así como de la juventud para ir promoviendo la paz.

Puntualizó que al interior de las familias cada año se convocaba a una marcha por el núcleo de la sociedad; sin embargo por la pandemia esta se vio interrumpida y ya se está analizando la fecha propicia para poder hacer una manifestación pública en pro de la paz.

En tanto al tema de las desapariciones, el pastor Adrián García Rodríguez declaró que se han puesto en contacto con diversas asociaciones a las que se busca apoyar, como ha sido en la Fundación de Niños Robados y Desaparecidos, aunque la realidad es que este fenómeno se sigue generalizando.

“Más allá de todo, se tiene que seguir trabajando en los valores al interior de la familia, ya que existen muchos hijos que también se llegan a involucrar en situaciones que representan un riesgo para ellos, y como padres deben estar al pendiente para evitar caer en las redes de la delincuencia”.

Por último señaló que es necesario seguir promoviendo los valores y evitar que las leyes sean utilizadas en detrimento de la sociedad.