Ha invertido SCT 190 mdp en carreteras del norte de Veracruz

El gobierno federal ha destinado 190 millones de pesos para reconstruir las carreteras más dañadas que enlazan a los municipios de la zona norte de Veracruz y con límites del estado de Tamaulipas.

ha_invertido_sct_190_mdp_en_carreteras_del_norte_de_veracruz

El encargado del centro de la Secretaría de Comunicaciones Transportes (SCT), Martín Ramón Álvarez Fontán, declaró que las obras consisten en reparar daños que presentan los accesos carreteros que conectan desde Cardel a Pánuco.



Durante una reunión que tuvo con socios de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), expuso que tan sólo a la carretera 180 se destinaron 190 millones de pesos para rehabilitar un promedio de 60 kilómetros de camino.



En el proyecto contemplan seis obras que recientemente comenzaron y otras que ya están “avanzadas significativamente”, de acuerdo a la proyección de infraestructura a carga de la SCT de Veracruz.


Los trabajos prevén concluirán durante diciembre de 2021, ya que de incumplirse se perdería el presupuesto que corresponde al Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).



Dijo que también pretenden realizar estudios del tramo que comprende La Mancha a Laguna Verde, el cual es considerado como una zona peligrosa de accidentes automovilísticos por los deterioros que presenta. De ser necesario, buscarían otro trazo para garantizar una mejor infraestructura.



Martín Ramón Álvarez aseguró que otras de las obras que ejecutan es el acceso que conecta a Ozuluama con límites a Tampico, Tamaulipas. Comprende 55 kilómetros de carretera, incluidos cinco distintas obras; además, tienen proyectado continuar los otros 50 kilómetros durante los próximos años a través de contratos multianuales que permitirán ahorrar hasta un 15 por ciento de recursos financieros.  

En la reunión estuvo presente el presidente de la CMIC de la zona norte de Veracruz, Daniel Caballero, quien refrendó su compromiso de coadyuvar en los proyectos de infraestructura que emprenda el gobierno federal y estatal.