Exigirán a Texhuacan pensión por heridas causadas por policía a joven

Luego de que se conociera la decisión del juez de vincular a proceso al ex policía de San Juan Texhuacan, Cristian “N”, quien el 27 de febrero hirió de un balazo al joven Efrén Cano Tepole dejándolo paralítico, su familia señaló que demandará al ayuntamiento para pedir una pensión vitalicia para el lesionado.

En entrevista afuera de la sala de juicios orales de Zongolica, a donde acudieron a primera hora de la tarde para pedir justicia ya que temían que al ser sobrino de la síndica de Texhuacan lo dejaran en libertad, familiares y amigos de Efrén indicaron que para ellos está claro que hubo un exceso de fuerza en ese caso.

exigiran_a_texhuacan_pension_por_heridas_causadas_por_policia_a_joven
exigiran_a_texhuacan_pension_por_heridas_causadas_por_policia_a_joven

“Nosotros tenemos un grupo de cabalgantes y precisamente ese día nos hacen la invitación en San Juan Texhuacan, acudimos a una fiesta, a unos 15 años, y por la tarde se suscitó un incidente que amentamos todos.


PUBLICIDAD

Imagen Del Golfo's Stories

“El compañero es una persona que conocemos todos, es muy calmado, siempre tranquilo, venía cabalgando en su caballo y justamente en la parte del centro de Texhuacan unos policías que quién sabe cómo estaban, a lo mejor tomados, se metieron a querer parar a los cabalgantes y entre los forcejeos le dispararon y lo derribaron del caballo. Él no venía armado”, señaló Gonzalo García, representante de Cabalgantes Siera, del municipio de Zongolica.

Agregaron que en seguida llevaron al herido a un hospital particular, pero el Ayuntamiento de Texhuacan dijo que no podía pagar los 300 mil pesos que costaba la operación para extraerle la bala y lo trasladaron al Hospital Regional de Río Blanco, en donde no saben si por todo el movimiento que tuvo el herido quedó paralítico al moverse la bala, pues se le alojó en la columna vertebral y no se la pudieron sacar, pues corría el riesgo de quedar en estado vegetativo.

Mencionaron que en el Hospital de Río Blanco hubo muy mala atención, pues Efrén aparentemente estaba bien, pero cuando se lo llevaron vieron que tenía una herida enorme causada por la fricción de su espalda con la cama pues nunca fue movido.


PUBLICIDAD

Esa herida, dijeron, estaba infectada e incluso despedía mal olor, por lo que su esposa fue la que se hizo cargo de que lo atendieran ya en su casa, pero el personal del hospital nunca se dio cuenta de cómo estaba.

Hoy Efrén está mejor de sus lesiones, pero quedó paralítico, ya que sólo tiene movimiento en los brazos y del tórax para abajo no siente nada.


PUBLICIDAD

Por ello sus familiares piden justicia y que alguien se haga cargo de su sustento, pues el joven es cabeza de familia y tiene esposa e hijos que dependen de él “y alguien tiene que hacerse responsable”.


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD