Estación de Bomberos de Nogales, un legado que hay que continuar

Familiares del fundador y comandante de la Estación de Bomberos y Paramédicos Metropolitanos, Hugo Béjar Ramos, informaron que continuarán trabajando para que los pendientes que haya dejado se puedan seguir cumpliendo en la corporación.

estacion_de_bomberos_de_nogales,_un_legado_que_hay_que_continuar

"Nos llegó la sorpresa del fallecimiento pero hay muchos pendientes que él ya no pudo cerrar, nosotros como hijos y como miembros activos tenemos que hacerlo, esta central va a seguir como siempre ayudando al que más lo necesita", informó Hugo Bejar Vázquez, hijo del finado comandante.



Dijo que al igual que sus hermanos, está muy orgulloso de su padre por toda la labor que hizo, desde que entró en Cruz Roja hasta el momento que se desempeñaba como comandante; “fue una buena persona y más como padre para nosotros y una gran persona para la sociedad".



Señaló que él y su hermano Donato siguieron los pasos de su padre, aunque lamentablemente él, por cuestiones laborales, tuvo que emigrar.


"Yo estuve en Bomberos Orizaba hace como 10 años pero tuve que emigrar; mi hermano Donato continuaba con él y sigue vigente aquí, y él va a continuar dejando huella como mi papá".



Cuestionado sobre el sueño de reabrir la Estación de Bomberos en Río Blanco, Hugo Bejar señaló que trabajarán para lograrlo.



"Ahorita vamos a esperar unos días; pero todos los proyectos que mi papá tenía, de reabrir la central en Río Blanco lo tenemos que hablar con el patronato".

En tanto a la propuesta que hizo el comandante Manuel Jiménez Cadenas, de qué la central de Bomberos Metropolitanos lleve el nombre de su fundador y comandante, su hijo afirmó que es aceptado por la familia, pues es el legado de su padre.