Cobertura Qatar 2022

En Yanga, pastor acusa a otro por despojo de terreno

Acompañado por feligreses, el pastor Fernando Isidro Martínez Sánchez denunció públicamente al pastor Joel Tecamachalci por pretender apropiarse de un inmueble, que se le facilitó por un tiempo para predicar en la comunidad de Palmillas, municipio de Yanga.

En Yanga, pastor acusa a otro por despojo de terreno
En Yanga, pastor acusa a otro por despojo de terreno
En Yanga, pastor acusa a otro por despojo de terreno

Explicó que hace muchos años su padre cedió parte de su terreno ejidal para que se construyera un templo, pero al momento de hacerlo no se cumplió con las medidas especificadas y terminó ocupando parte de la propiedad familiar.

Por aproximadamente 25 años –abundó- el pastor Joel Tecamachalci Méndez acudió ahí desde Río Blanco a invitación de la población de Palmillas, tiempo en el cual fueron testigos de algunas irregularidades, pues pedía a la tesorería una aportación para el pago de impuestos cuando por ese inmueble nunca se han pagado contribuciones.

Agregó que posteriormente el pastor dejó de ir y él estuvo fuera del país, pero había inquietud de su familia y de la comunidad por reabrir el templo, por lo que se les dijo que ocuparan el lugar.


Otros lectores también leyeron...

Apenas lo habían reabierto cuando se apareció Joel Tecamachalci a reclamar que ese lugar era de su propiedad, pues “se lo había ganado con tanto tiempo de ir a predicar”, y corrió a quienes lo ocupaban; ahora, “con documentos apócrifos”, pretende adjudicárselo.

Señalaron que posteriormente el pastor había demandado a su familia por presunto allanamiento de morada, por lo que optó por regresar a México para hacer frente al problema.

El pastor indicó que cuentan con la documentación que avala la legítima propiedad del lugar, pues nunca se le donó a Tecamachalci como persona y únicamente se cedió para hacer un templo y que fuera ocupado por la comunidad “para cambiar sus vidas”.

Señaló que esa persona está actuando en contra de todo lo que representa predicar la palabra, por lo que ante lo que está haciendo responderán de manera legal pues no se pueden quedar de brazos cruzados, viendo cómo alguien se apropia de algo que no le pertenece en perjuicio de la comunidad.

“Lo que queremos nosotros es recuperar de manera legal el inmueble y darle el propósito de que la gente se reúna aquí y adore a Dios y pueda cambiar su vida”.