En Orizaba, Marea Verde Altas Montañas celebra despenalización del aborto en Veracruz

Integrantes de la agrupación Marea Verde Altas Montañas celebraron la aprobación de la despenalización del aborto en Veracruz con una marcha por las principales calles de la ciudad de Orizaba; respetando la opinión de aquellos que están en desacuerdo de dicha decisión tomada este martes en el Congreso del Estado. 

En punto de las 17:00 partió la marcha del Poliforum Mier y Pesado, caminando por la calle Oriente 6, hicieron una parada en el monumento Si a la Vida, y posteriormente continuaron su camino hasta concluir en el Parque Apolinar Castillo, en donde dieron lectura a un comunicado. 

en_orizaba,_marea_verde_altas_montanas_celebra_despenalizacion_del_aborto_en_veracruz
en_orizaba,_marea_verde_altas_montanas_celebra_despenalizacion_del_aborto_en_veracruz
en_orizaba,_marea_verde_altas_montanas_celebra_despenalizacion_del_aborto_en_veracruz
en_orizaba,_marea_verde_altas_montanas_celebra_despenalizacion_del_aborto_en_veracruz
en_orizaba,_marea_verde_altas_montanas_celebra_despenalizacion_del_aborto_en_veracruz
en_orizaba,_marea_verde_altas_montanas_celebra_despenalizacion_del_aborto_en_veracruz

"Las mujeres deciden, el Estado garantiza u la iglesia respeta. Hoy por fin se ha hecho realidad una reforma al código penal de Veracruz en sus artículos 149, 150, 151, 153 Y 154, y que deroga al artículo 152, todos del Código Penal para el Estado de Veracruz". 


PUBLICIDAD

Puntualizaron que con ello se le garantiza a las mujeres su derecho a decidir sobre el ejercicio de la maternidad, hasta antes de las doce semanas, además de que también incorpora la causal salud, elimina el plazo para la causal violación y de inseminación artificial, disminuye la punibilidad del aborto, entre otras modificaciones que protegen la salud y el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres. 

Las activistas de Marea Verde Altas Montañas dijeron que con ello de dicen adios a la clandestinidad, pues defendieron la aprobación de la despenalización del aborto y hoy lo conquistaron, pues ya es ley. 

"Nos hicimos oír y ahora nadie más va a decidir sobre nosotras porque la maternidad será deseada o no será. Este es el primer paso a una sociedad más justa y nadie nos va a parar porque vamos a conquistar todos aquellos derechos que reclamamos. El patriarcado está tambaleando y no dudo que lo vamos a tirar". 


PUBLICIDAD

Afirmaron que esta conquista se ganó en las calles, y fue una lucha más allá de cualquier partido politico., "Todos estos años llevamos el pañuelo como bandera en nuestras mochilas, yendo a las marchas y buscando este sueño, defendiéndolo con convicción porque este es el siglo de nuestros derechos. Hoy estoy me siento un poco más tranquila porque estamos en tiempos de cambio y el día de mañana le vamos a poder contar a los que vendrán que fuimos parte de esto, dándoles la posibilidad de elegir sus proyectos de vida, dándoles igualdad. Dándoles una sociedad mejor". 

Por último agradecieron a todas las personas que lograron la aprobación de la despenalización del aborto., "Gracias históricas porque sin sus fuerzas y su convicción esto no iba ser posible. Este logro es por ustedes, por las sororas que llegaron para quedarse siempre a favor de las mujeres, por las que no están, por las que sobrevivieron, por nosotras y por los que vendrán.


PUBLICIDAD

Diócesis de Orizaba 

Por su parte, la Diócesis de Orizaba emitió un comunicado en donde señala:


PUBLICIDAD

Este día fue aprobada en la legislatura local con 25 votos a favor, 13 en contra y una abstención la iniciativa que reforma los artículos 149, 150, 151, 153 y 

154 y deroga el artículo 152 del Código Penal para el Estado de Veracruz.


PUBLICIDAD

Sorprende la rapidez con la que fue promovida la reforma, cuando hay otras 

reformas más urgentes y necesarias que han sido olvidadas por las mismas 

comisiones, como las que se refieren a salud y seguridad, temas en crisis en 

nuestro Estado. Es preocupante, señalar que la sesión haya cerrado las puertas 

y oídos a agrupaciones que pretendían exponer algunos puntos de vista desde 

las ciencias jurídicas, médicas y psicológicas necesarias a considerarse en 

temas como los que las reformas tratan. 

Un gobierno democrático debe escuchar a todos los ciudadanos y no tener oído selectivo. 

Los legisladores tienen la obligación ética de escuchar el clamor de la población que los eligió y atender sus verdaderas y urgentes necesidades.

Es de lamentar que la mayoría en un congreso se utilice para doblegarse ante 

una agenda impuesta a los legisladores en las que se les impide la acción y 

razonamiento particulares, que se imponen aún sobre la lógica jurídica y el bien común para el cual fueron elegidos confiadamente por los ciudadanos, atentando contra un derecho protegido por la constitución local, federal y el orden jurídico internacional al que está supeditada la Constitución como lo afirma la Reforma a los Derechos Humanos del 2011. 

El estado ha sido creado para defender los derechos fundamentales de los ciudadanos, no para menoscabarlos ignorando las leyes supremas, la razón y el bien común. 

La defensa de la vida debe ser prioridad en un verdadero estado de derecho.

Esperamos que, en estricto apego a la ley y a la razón, el señor gobernador del estado, medite y profundice sobre las implicaciones que esta decisión legislativa pudiera generar en nuestras comunidades. Como iglesia sabemos que no son dogmas los que debemos imponer en un estado laico, pero también estamos seguros que los argumentos jurídicos, científicos y sociales, libres de ideologías y apegados a la razón, demuestran la necesidad de proteger el valor y derecho fundamental de la vida desde la fecundación hasta la muerte natural. 

La dignidad de la mujer y el respeto a su integridad no debe estar en contraposición a su derecho a la vida antes de nacer. 

La iglesia aplaude las iniciativas que buscan promover la protección de las mujeres pero también busca prevenir lo que atente contra el ser humano que no se puede defender. 

La iglesia ha promovido diversas iniciativas y grupos que apoyan a las mujeres en situaciones difíciles, antes, durante y después del parto. No se les deja solas, incluso aunque no quieran al bebé ya nacido. Por eso creemos que hay soluciones alternativas para evitar la muerte de seres humanos inocentes. 

Como diócesis oramos y trabajamos a favor de la vida convencidos de que si 

queremos la paz es defendiendo la vida como se conseguirá, no vulnerándola.

Dicho documento es firmado por el vocero diocesano Helkyn Enríquez Báez



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD