Cobertura Qatar 2022

Bombero salvó la vida de milagro, "fue abrazado" por el fuego de la explosión

El bombero laboraba en las acciones para controlar la fuga de etano

Bombero salvó la vida de milagro, fue abrazado por el fuego de la explosión

Tranquilino Arrandondo Mijangos, uno de los bomberos lesionados durante los trabajos para controlar la fuga de etano, fue dado de alta del hospital de Pemex.

En entrevista con su padre, el comandante de los traga humos, Jesús Arredondo Sánchez, aún conmocionado por los hechos, reconoció que su hijo salvó la vida de milagro.

Fue abrazado por el fuego

Detalló que su primogénito, se encontraba arriba de una pipa, cuando fue alcanzado por el fuego inesperado, la radiación por la combustión del gas provocó que sintiera que las ´lenguas de fuego´ lo abrazaban y no lo soltaron a pesar que corrió para resguardarse.

Tranquilo, desde que era un niño se emocionada con la labor de su padre cuando acudía a los servicios para pagar los incendios, el sonar de las sirenas y controlar el agua a través de las válvula de las mangueras  era una sensación única, por lo que a la edad de 18 años ingresó de manera oficial a la corporación.

´infierno' en la Miguel Alemán

Su amplia capacidad y adiestramiento, lo llevó que tras el flamazo mantuviera la calma e incluso ayudará a dos compañeros a buscar una zona segura en medio del ´infierno´ convertido el ejido Miguel Alemán, dónde el fuego superó los 45 metros.

Arredondo Sánchez, detalló que a pesar que su hijo fue dado de alta, estará sometido en las próximas horas a otros estudios en la capital del estado por parte de PC estatal, Sesver y de la asociación de jefe y bomberos profesionales de Veracruz, para descartar cualquier lesión.

Agradecen bendiciones

Don Jesús Arredondo Sánchez, señaló que el ser bomberos es vivir en riesgo todos los días, cada servicio puede ser el último y su hijo lo sabe.

El riesgo es latente por lo que muchos de sus compañeros han perdido la vida en el desempeño de sus actividades que ofrecen de manera voluntaria, es decir, en ocasiones sin recibir un salario fijo.

Agradeció a las ciudadanía de buen corazón por las bendiciones que han recibido y por las cuales sabe que su hijo hoy está con vida, "No hay duda, Dios lo protegió"