Autos maceta, problemática en todos los municipios de Veracruz

La problemática de los “autos maceta" se sigue presentando en el municipio de Río Blanco, al igual que en cualquier lugar del estado, dado a que la ciudadanía “se encariña con sus vehículos”, o por que no cuenta con los recursos para repararlos a causa de la crisis económica ocasionada por la pandemia.

"Yo creo que en la gran parte de muchos municipios y de muchos lugares tenemos este pequeñito detalle, existen muchos propietarios que se encariñan con sus vehículos y ya no los quieren vender; existen viviendas que son pequeñas y no cuentan con garage y tienen que utilizar la vía pública.

Autos maceta, problemática en todos los municipios de Veracruz
Autos maceta, problemática en todos los municipios de Veracruz

“Pocos hacen el esfuerzo de repararlos y moverlos, la mayoría no lo hace, por ello se le pide voluntariamente que los retiren", informó el Delegado de Tránsito Estatal con sede en Río Blanco, Omar Antonio Pérez Sánchez.



Conminó a los propietarios a remolcar los vehículos con apoyo de otra unidad para llevarlo a un taller o a algún otro lugar seguro que ellos consideren.

Puntualizó que para proceder a retirar una unidad la ciudadanía debe solicitarlo a través de un oficio con una fotografía, además de ir firmado el documento por los vecinos y así la delegación pueda dar una respuesta inmediata.

"De hecho nos acaba de llegar una solicitud que ya se dio respuesta oportuna, se va a retirar el vehículo; aclaro, hay un procedimiento legal y un término, primero se le notifica al propietario, son cinco días naturales para que retire su unidad, si no es retirada se hace lo que es el marco legal para retirarlo de la vía pública, hacerle su infracción administrativa, quitarlo y enviarlo a un corralón".



Aseguró que estas unidades, una vez que son retiradas por la delegación, son trasladadas al corralón más próximo.

"Se le hace su sanción administrativa y pueden pasar a recogerla a la delegación de Tránsito junto con el inventario del vehículo".


Por último, Pérez Sánchez recalcó que la infracción puede ascender dependiendo de la situación en que se encuentre la unidad, ya que algunos están sobre la banqueta o en la vía pública, y van de 10 hasta 40 salarios mínimos.

En cuanto al tema de accidentes, el delegado señaló que durante enero se tuvo saldo blanco.



"Gracias al ciudadano porque se supieron proteger, se supieron cuidar respetando el reglamento de tránsito, no tuvimos ningún accidente, mucho menos fatal".

En otros temas dijo que la Delegación continúa impartiendo cursos de vialidad, así como pintando señalamientos y pasos peatonales para un mejor orden y cultura vial.