Acusan a veracruzano de crimen cometido en Texas; él nunca ha salido del país (video)

Interpol detuvo a un albañil en Veracruz por homicidio de mujer en Texas; "se equivocaron", asegura su familia. Se trata de un caso de homonimia.

En Veracruz, la Interpol detuvo a un albañil y lo acusa del homicidio de una mujer en Texas. Su familia afirma que es una equivocación, pues él no ha salido del país en toda su vida.

Se trata Moisés Álvarez Pérez, quien al parecer es confundido con Moisés Pérez Álvarez, un hispano acusado de matar a su novia en Estados Unidos.

Acusan a veracruzano de crimen cometido en Texas; él nunca ha salido del país (video)

 

Moisés Álvarez Pérez salió de su casa el 22 de junio, pasadas las 7:00 de la mañana, rumbo a la obra en la que trabajaba como albañil.

El vehículo en el que era trasladado avanzó unas cinco cuadras en la colonia Hidalgo, en el puerto de Veracruz, cuando fue interceptado por una camioneta gris.

"Nos dijeron que eran policías, que iban a una revisión porque les reportaron un robo. Nada más", narró uno de sus compañeros.

A Moisés lo revisaron dos veces. Aquel miércoles no llevaba su credencial de elector (INE), solo su licencia de conducir, y con ella se identificó.


Los agentes lo subieron a la camioneta argumentando que había una orden de aprehensión en su contra (sin informar específicamente de qué se le acusaba) y se lo llevaron.

Sus compañeros -entre los que estaba uno de sus cinco hijos- avisaron inmediatamente a su esposa Janet Gamboa Romero, quien inició la búsqueda.

Primero fue a la Fiscalía sur y luego a la norte, pasó al penalito de Playa Linda, pero al no encontrarlo decidió ir a las oficinas de la Fiscalía General de la República en El Coyol, al poniente de la ciudad.

Si Moisés no aparecía, la opción era darlo por desaparecido en 48 horas porque le dijeron que las camionetas no coincidían con las utilizadas por las fuerzas de seguridad en la región.

"(En la FGR) me dijeron: Sí, aquí lo trajeron. Dije: bueno, pues ya lo encontré", narra Janet sobre lo que, desconocía, era el inicio de su búsqueda.

Le dijeron que Moisés fue trasladado al Reclusorio Norte, en la Ciudad de México; sin embargo, no le informaron la razón por la que lo habían detenido. Solo le dijeron que la detención la había realizado la Interpol.

"Ellos vienen, nosotros les prestamos las oficinas, ellos entran, hacen su papeleo, van por la persona a la que vienen a detener y se lo llevan. Nosotros no sabemos ni de qué se trata. Nosotros no podemos dar esa información", fue toda la información que Janet recibió.

No sabe leer ni escribir

Moisés Álvarez Pérez es un hombre de 49 años que no sabe leer ni escribir; tampoco puede comunicarse con fluidez porque tiene un trastorno del habla. Moisés es tartamudo.

Aunque tiene celular, no sabe buscar en la agenda; guarda papelitos con números en su cartera y así se comunica con su familia, pero durante la detención le dejó la cartera a uno de sus hijos y con ello perdió toda posibilidad de comunicación.

"Mi esposo apuradamente habla porque no sabe leer ni escribir y él casi ni habla porque es tartamudo, se traba. Dije: estos se equivocaron de persona. Y dije: bueno, pues si la Ley se lo llevó, que es la justicia, pues la Ley me lo tiene que regresar."

Con la ayuda de un abogado amigo de sus hermanas lograron conocer su estatus. Aquel 22 de junio de 2022 el sistema documentaba que Moisés Álvarez fue detenido cerca de la escuela Reyes Heroles, ubicada a menos de 10 metros de su casa, sin embargo, la detención fue a 5 cuadras sobre Mariano Arista, en la dirección opuesta.

El 23 de junio el abogado conocido de la familia pudo localizar a Moisés en el Reclusorio Sur.

imagen-cuerpo


"Fui a preguntar por Moisés Álvarez Pérez. Me dicen: aquí no está detenido ningún Moisés Álvarez Pérez. Les digo: sí, a mí me dijeron que está en el Reclusorio Sur, y volvieron a checar y me dicen: No señora, aquí no aparece ningún Moisés Álvarez Pérez, el único que tengo aquí yo registrado es Moisés Pérez Álvarez", narra Janet sobre los datos que arrojan los documentos en la detención de su esposo.

Supo que era su esposo porque los datos que dio sobre su familia coinciden.

En Veracruz, con la ayuda de Derechos Humanos, Janet pudo hablar al juzgado y contactó a la abogada Patricia Fonseca, la defensa de oficio que le proporcionaron a Moisés.

"Dice la licenciada: Me hicieron el día porque yo no he podido sacarle a ese señor información de quiénes son sus familiares, cómo me puedo comunicar con ellos, nada porque el señor no sabe nada... Me dijo: ¿Su esposo se llama Moisés Pérez Álvarez? -Le dije: No, se llama Moisés Álvarez Pérez. Me dijo: Ah, pues ya desde ahí está diferente el nombre.

"A ese señor que le estoy nombrando lo acusan de haber asesinado a una mujer en Texas. ¿Su esposo ha viajado a Texas? Le dije: No, él nunca ha salido de Veracruz. (A Moisés Pérez Álvarez) lo acusa un tal Efraín Álvarez, él es el que lo señala y fue en 2009", le explicó la abogada de oficio sobre las causas de la detención.


imagen-cuerpo


El crimen de Moisés Pérez Álvarez (o Adrain Delierro)

De acuerdo con una publicación del 18 de septiembre de 2009 en The Dayli News, el 14 de septiembre de 2009 habrían encontrado muerta, víctima de un disparo, a Faith Worthy Guillory (45 años) en un vehículo. Los hechos ocurrieron en La Marque, Texas, Estados Unidos.

El presunto homicida, exnovio de Faith Worthy Guillory, un inmigrante ilegal identificado como Moisés Pérez Álvarez, habría evadido la justicia.

La publicación en The Dayli News también señala que Moisés Pérez Álvarez también era conocido con el nombre de Adrain Delierro.

En una página de aficionados sobre "los criminales más buscados", se encuentra una ficha de Moisés Pérez Álvarez, de quien documentan que en 2009 tenía 51 años (por lo que en la actualidad tendría 64 años).

Ese año, en Veracruz, el único lugar al que viajó Moisés Álvarez Pérez fue a Sabaneta para registrar un fierro para marcar a unos borregos.

Como prueba existe un documento emitido el 10 de septiembre del 2009 por la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Pesquero y la Dirección General de Ganadería.

Moisés Álvarez Pérez no sabe que su hijo está muerto

Janet no ha podido ver a su esposo. La quinta ola de covid ha provocado que se suspendan las visitas en el reclusorio y el proceso seguirá su curso hasta el 20 de agosto, cuando Estados Unidos envíe las pruebas a México para cotejarlas.

Para esclarecer los hechos, a Janet le pidieron que reuniera toda la documentación oficial de Moisés Álvarez Pérez para el momento en que tengan que confrontarlas con las que envíen las autoridades norteamericanas.

La tragedia familiar no terminó con la detención de su esposo. La preocupación por la situación de Moisés afectó a Rubén David, el hijo mayor de la pareja, que el 3 de julio sufrió un infarto fulminante.

Moisés no sabe que su hijo mayor murió, y tampoco sabe que su mamá desconoce que se encuentra detenido.

Janet pide ayuda al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que las autoridades mexicanas intervengan en el caso y su esposo pueda obtener su libertad.

"Yo sí le diría a él que si pudiera ayudarme en el aspecto en que esto se agilizara para que saliera libre. A mí lo único que me interesa es que él esté afuera."


imagen-cuerpo

 

Noticia Relacionada

/oh