Es buena noticia: Carlos Sosa Lagunes

“¡Qué buena noticia que vayan a recuperar el edificio!”, expreso Carlos Sosa Lagunes, ex director del Instituto Veracruzano del Deporte (IVD), al enterarse en noviembre la actual administración estatal iniciará el rescate de lo que fuera el edificio administrativo de dicha dirección.  

es_buena_noticia:_carlos_sosa_lagunes

“En mi época significaba el interés del estado por el deporte y que mejor darle también una Villa Deportiva, que  ojalá también pueden meterle mano”, manifestó.  



Sosa Lagunes, ingeniero de profesión, ganadero y filántropo del deporte de toda la vida, fue rector del deporte estatal en la administración de Alemán Velasco que comprendió el periodo de 1998-2004 y siguió par de años más con Fidel Herrera Beltrán.  

“Es buena la noticia porque se rescataría un inmueble que se hizo con recurso de los veracruzanos que dio y operó muy bien y por la falta de mantenimiento se le descuidó”, señaló.  

El “inge” como es conocido coloquialmente entre la ciudadanía veracruzana, gestionó y supervisó la construcción del edificio administrativo que en la administración de Ángeles Ortiz fue condenado al abandono, esto en el bienio de Yunes Linares.  



“Pienso que lamentablemente a veces la forma de pensar de las autoridades que tienen que intervenir en este caso, porque es obra de otros que no fue de ellos, optan por dejarlo.  

“¡Es increíble que se haya dejado caer! porque cualquier casa habitación que incluso no le dan mantenimiento, se deteriora y comienza por abandonarse”, estableció.   


Carencias  

Sosa Lagunes lamentó que se haya caído en la falta de mantenimiento del inmueble por parte de quienes le sucedieron en el cargo, o igual pedían presupuesto para mantenimiento y no se lo daban.  



“Fue una obra magna y se necesitaba un mantenimiento muy consistente, yo lo tuve (presupuesto) en lo que me tocó. Luego entraron los problemas (de quienes le sucedieron), hasta el abandono y dejarlo vacío.  

“Qué bueno que ahorita sin siglas, que este gobierno estatal o el federal, le meta los recursos, porque no le veo otro motivo, creo que todos los que me antecedieron pedían para mantenimiento y a lo mejor no se lo daban”, opinó.  



Consideró que el inmueble sí debe tener alguna afectación por el tiempo que lleva abandonado, por lo que recomendó que revisen las bases de la estructura para ver si es óptimo no remodelarlo.  

“Es rescatable, porque es de estructura de acero, revisándola y a partir de materiales moderno se puede hacer una reconstrucción fácil y no tan cara y permita que el IVD retome a su edificio administrativo.  

“Quitar un piso menos (es de tres niveles) tendría suficiente para sobrevivir y menos costo de mantenimiento. Recordemos que la altura que tiene el edificio hace que los (vientos) ‘nortes’ le afecten, nosotros le poníamos cimbraplay para proteger los cristales”, comentó.