Un paso atrás, estrategia Yunes por el CDE del PAN

Columna: En la mira



Al principio de este año el alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, confió a su primer círculo que del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) le habían ofrecido ser candidato a diputado federal por la vía plurinominal.

No obstante, aclaró que no lo aceptó porque ello implicaba dejar la presidencia municipal del ayuntamiento con el mayor presupuesto de la entidad y que la prioridad era "heredarle" el cargo a su hermano, Miguel Ángel Yunes Márquez, quien sería el candidato a la alcaldía porteña, como lo fue y ya se sabe la historia, fue desconocido legalmente y le pasaron la estafeta a la esposa de éste, quien ganó apretadamente y ahora su triunfo se encuentra impugnado en los tribunales.

En esas mismas pláticas reveló que su interés era buscar la dirigencia estatal del PAN y posteriormente la candidatura a la gubernatura en el 2024.

Los meses transcurrieron y los resultados para su grupo político no fueron los esperados como en general para Acción Nacional, el cual optó por sumarse en el proceso electoral de Veracruz al PRI y al PRD al igual y como sucedió en el nivel federal.

De hecho, como se explica arriba, hasta la fecha siguen sin poder cantar victoria en el puerto jarocho donde el fantasma de la anulación de la elección que ganó Patricia Lobeira, cuñada de Fernando Yunes, amenaza con cristalizarse.

Ese cúmulo de factores y circunstancias obligaron a que Miguel Ángel Yunes Márquez apareciera públicamente el 4 de Julio, casi un mes después de los comicios cuando Morena ganó más de 100 alcaldías y la mayoría en el Congreso local, al lado del legislador local, Enrique Cambranis Torres y del aún secretario general del CDE, Tito Delfín Cano, desayunando en un restaurante de la avenida Colón, ubicado en el Puerto de Veracruz.

Esa foto que fue boletinada fue el primer aviso de que el grupo neopanista había quedado debilitado y que necesita al equipo de Enrique Cambranis con quienes se había distanciado en la pasada elección interna en la cual apoyaron al actual presidente del CDE, Joaquín Guzmán Avilés.

Los primeros comentarios de los analistas políticos fueron que luego de no haber sido alcalde porteño por estar impedido por su residencia, el también ex candidato a gobernador perdedor en el 2018 encabezaría la fórmula para la renovación de la dirigencia estatal.

Pero la gran sorpresa ha sido que la familia Yunes cedió la posición uno para Tito Delfín Cano y se conformó con la secretaría general que ocupará en la planilla la senadora, Indira Rosales San Román.

Al menos así lo dan entender las primeras fotos que ha publicado el ex alcalde de Tierra Blanca en donde ya se deja ver en reuniones con los neopanistas María Josefina Gamboa y el propio Fernando Yunes.

Es así que la familia Yunes tuvo que conceder porque la militancia sigue molesta con ella debido a que cuando fueron gobierno marginaron a los panistas y les dieron chamba solo a sus amigos a algunos de ellos que militan en otros estados como Puebla.

A eso hay que agregar que tenían que ir borrando esa postura de "toma todo" y ahora prefieren sumirse más que sumarse al contingente que buscará derrotar al actual presidente Joaquín Guzmán, el cual todo indica que va por la reelección.

Al final lleva dos líneas de acción. Por un lado, ceder la candidatura a un Tito Delfín que es de la militancia pura, de un ala del conglomerado de los miembros activos, así como del otro lado están los del "Chapito" Guzmán y los de Julen Rementería.

Y por el otro, pretender con ello, mantener vigente su estrategia, de manejar como alfil, a quien ocupe la dirigencia, así como en su momento lo hicieron con José de Jesús Mancha Alarcón, ahora hacerlo con el ex alcalde de Tierra Blanca, no obstante, es visto que Delfín Cano, trae su propio criterio, su trayectoria y es viejo lobo de mar en política. Es decir, no sería lo mismo.

MUY EN CORTO

BUENAS NOTICIAS DENTRO DE LA PANDEMIA. Esta semana que recién inicia es decir, del 11 al 19 de octubre, se logrará la totalidad la cobertura de los municipios veracruzanos al aplicar el Plan Nacional de Vacunación en 33 municipios para que el grupo de 18 a 29 años reciba la primera dosis.

Sin duda que es una buena noticia, pues como se ha visto, una vez que se cruzó el pico de la tercera ola, y se volvieron a alcanzar los más altos niveles de contagios como al principio de la pandemia, se ha logrado reducir, debido a la vacuna para los jóvenes.

Cabe señalar que en redes sociales, un mensaje del gobernador Cuitláhuac García Jiménez este domingo, da cuenta de dicho logro al cumplir con el Plan de Vacunación en los 212 municipios con al menos una dosis.

Este lunes 11, los municipios que recibirán la aplicación son: Coacoatzintla, Jamapa, Jilotepec, Rafael Lucio, Tlalnelhuayocan y Xico. Del 11 al 12 de octubre: Cazones de Herrera, Nogales y Rafael Delgado; en tanto que del 11 al 13: Jalacingo y Las Choapas.

Del 11 al 14 le corresponde a Tierra Blanca; los días 12 y 13, a Perote; del 12 al 14 de octubre, a Huatusco; el 13, a San Andrés Tenejapan y Tlilapan; mientras que los días 13 y 14, a Coatepec y Oteapan.

Del 13 al 15, recibirán la vacuna los municipios de Camerino Z. Mendoza, Mariano Escobedo, Río Blanco, Santiago Tuxtla y Tlapacoyan. Del 14 y 15; Altotonga, Emiliano Zapata y Zaragoza; del 14 al 16, Jáltipan. El 15, Soconusco; y del 15 al 17, Isla.


Más columnas


Maquiavelo