Tiempo de reflexión y de cambio

Columna: Francisco J. Ávila Camberos



En medio del ajetreo y del aturdimiento provocado por la epidemia, del ruido generado por la política y las vacaciones; muy pocos  nos acordamos de que estamos en Semana Santa y de cuál es su significado.

Trataremos de explicarlo brevemente:

La Semana Santa, conocida también como Semana Mayor es un período de ocho días que comienza el Domingo de Ramos y culmina el Domingo de Resurrección.

En la Semana Santa, el cristiano conmemora lo que se llama Triduo Pascual, es decir: la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

La Semana Santa a su vez está precedida por la Cuaresma, en que se recuerda el tiempo de preparación de 40 días que pasó Jesús en el desierto.

Las celebraciones centrales de la Semana Santa son Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Resurrección.

La Semana Santa es un tiempo para dedicarse a orar y a reflexionar sobre el sacrificio de Jesucristo, pues Él, con su infinita misericordia, decidió tomar el lugar de los hombres y recibir en nuestro nombre un castigo que no se merecía, para con ello liberar a la humanidad de todas sus faltas.

Además, la Semana Santa es el tiempo ideal para que los seres humanos meditemos sobre nuestras acciones y los cambios que debemos realizar en nuestra vida para acercarnos más a Dios y cumplir con sus mandamientos, recordando ante todo que no somos eternos y que en este mundo estamos solamente de paso; luego entonces, quienes somos creyentes deberemos prepararnos con tiempo para rendirle mejores cuentas al Creador cuando nos llame y pregunte sobre el uso que le dimos a los talentos recibidos, así como de la libertad y del raciocinio que nos concedió. 

También para responder sobre nuestras faltas y omisiones.

El Viernes Santo, conocido también como Viernes de Dolores, conmemoramos la pasión y muerte del Salvador del Mundo, quien en un acto de humildad y generosidad  extrema dio su vida para salvar al género humano.

Como para reflexionar y agradecerle a Él todo lo que hizo por nosotros. ¿No les parece a Ustedes?

Muchas gracias y buen fin de semana. 


Más columnas


Francisco Blanco Calderón

Raúl López Gómez

Las reacciones encontradas

Columna: Raúl López Gómez