¿Quién es el Manuel González de nuestros días?



Se le paraba figuradamente enfrente otra vez, el diario Reforma al presidente de la República. En voz de su reportero, preguntó su opinión sobre lo que publicó el The New York Times sobre la Línea 12 del metro, de que habría ocasionado el siniestro donde murieron 26 personas unos pernos metálicos no bien soldados por la premura en entregar la obra, esto en alusión a Marcelo Ebrard.

Y respondía Amlo:  “Hay que esperar el dictamen. Esto tiene que ver con una investigación que hizo el The New York Times y también con filtraciones, que siempre se dan. No es eso tan trascendente. No estoy en contra de las filtraciones. Eso siempre ha existido y es muy difícil que no haya fuga de información.

“Hay que esperar el dictamen. Tengo entendido que en esta semana se dará a conocer el dictamen sobre el porqué de este lamentable accidente. Qué ocasionó que se venciera esa trabe y perdieran la vida 26 personas, a las que siempre vamos a estar guardando nuestro respeto y considerando nuestro afecto a sus familiares.

“Esta semana se va a resolver. Y no nos adelantemos porque el sensacionalismo, el amarillismo, del Reforma y otros periódicos conservadores, pues sacan raja política. Todo lo que consideran nos afecta, lo magnifican. Son periódicos opositores a nosotros. No hay nada absolutamente de objetividad. Son periódicos tendenciosos que nada más informan lo que les conviene y lo que nos afecta.

“Desgraciadamente así están la mayoría de los medios de información en México. Porque han tomado partido. Es decir, están a favor del antiguo régimen. Añoran los tiempos de corrupción. Desearían que regresaran los que gobernaban para las minorías, y les molesta mucho que se gobierne ahora para el pueblo.

“Por eso las campañas permanentes en contra, han perdido por completo objetividad. No hay equilibrios. Es prensa opositora. Pero, bueno, hay libertades en el país y se puede decir cualquier cosa. Se garantiza el derecho a disentir. Cuando esté el dictamen se va a informar. O para decirlo mejor: creo que ya está el dictamen, se dará a conocer esta semana, y la autoridad competente va a resolver.

“Debe saber la derecha, la prensa fifí -acerca de lo fifí quiero aclarar que hay algunos que se sienten fifís… no lo son, eh, se quieren colar,  pero se asumen como fifís-, que no somos iguales; nosotros no permitimos la corrupción, no se permite la impunidad. No es tiempo de los gobiernos de neoliberales, a los que defendía a capa y espada la prensa conservadora.

“(Filtraciones) deben de haber habido. Ninguna autoridad alcanza tener seguridad de que los servidores públicos van a actuar con lealtad.  En todos los gobiernos, hay quienes no sólo no coinciden con nuestro proyecto, sino que están en contra.

“Esto es así. En todos lados. Hay pruebas. Es hasta temas de grandes novelas, como la de El Recurso del Método, de Carpentier, de cómo en la decadencia de un dictador empezaron los opositores a cuestionarlo, y empezaron a salir volantes o pasquines en contra del dictador. Y todo lo que se decía del dictador era cierto y exacto. La precisión al detalle.

“Es muy buena novela. Al final  el que filtraba, el que conspiraba, era el secretario del dictador. El propio secretario del dictador en desgracia. Y también yo recordaba que aquí en Palacio, el presidente Juárez enfrentaba rebeliones, y cuando enfrenta la rebelión  de Tuxtepec, el gobernador de Palacio era  Manuel González, porque había un gobernador en Palacio Nacional. Y el que se levantó en armas en contra del presidente Juárez fue Porfirio Díaz, con la bandera de la no reelección… Fíjense, qué interesante. Y Manuel González, compadre de Díaz, era el que le informaba de lo que pasaba aquí, siendo cercano a Juárez, conspiraba en contra de Juárez y le mandaba información a su compadre.

“Entonces, eso de las filtraciones, pues es co sustancial a la política. Y además no hay nada que ocultar. Hay que hacer cada día más pública la vida pública. Y ya cuando se tenga el dictamen, pues ya se dará a conocer  y se procede. Tiene que intervenir el que está haciendo la investigación la Fiscalía.

“Yo lo que planteo, lo que he dicho a la jefa de gobierno, es que vamos nosotros a ayudar, el gobierno federal, para que independientemente del resultado de la investigación judicial, y del castigo a los responsables, podamos pronto rehabilitar la línea 12, porque  es un servicio que beneficio a muchas personas del estado de México, de Chalco, de Tláhuac, de Iztapalapa. Entonces ya cuando esté el dictamen, resolver cómo se debe de rehabilitar, para que lo más pronto posible se restablezca el servicio.

--¿Estas filtraciones son fuego amigo?, picoteó el reportero la cresta al presidente.

“No. No.  Eso también es otro estribillo político de nuestros adversarios. Quieren poner a pelear a Marcelo con Claudia. Ellos quisieran eso. Quisieran que se pelearan Marcelo, Claudia, Tatiana, Juan Ramón de la Fuente,  Esteban Moctezuma, etcétera… Porque están ellos, los conservadores, muy menguados. No hay dirigentes del conservadurismo.

A lo mejor surgen. Pero en el flanco izquierdo hay  hasta para tirar para arriba, hasta para prestar.

“Ellos apuestan a eso, que nos fraccionemos. Se van a quedar con las ganas. Es como lo que acaba de pasar ahora. ¿Se acuerdan lo que decía Claudio (X. González) y el Reforma?. Estuvo duro el bombardeo, la guerra sucia. Llegaron a confundir a muchos. Aquí, sobre todo, en la ciudad”.


Más columnas



Luis Alberto Romero

Datos de la economía regional

Columna: Luis Alberto Romero



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD