¿Qué podría ocurrir en el 2024?

Columna: Se dice que...



De lo único que están ciertos en Palacio Nacional es que si el candidato presidencial no es Marcelo Ebrard no aceptará ser nuevamente relegado y lo más probable es que sea el nominado por la oposición con grandes posibilidades de ganar por el brillante papel desempeñado como secretario de Relaciones Exteriores y por ser la persona que reúne las cualidades y el perfil idóneo para suceder a Andrés Manuel López Obrador, difícil de igualar al político mejor calificado como el mejor presidente que ha tenido el país.

Si bien es cierto es difícil encontrar alguien en todo el panorama político que se equipare o supere a AMLO. Dentro del gabinete Ebrard Casaubón es el que obtiene las mejores calificaciones como servidor público.

Claro que hay partidos políticos que no dudarían en nominar como su candidato a Marcelo y de manera especial Movimiento Ciudadano para tener tiempo de preparar al alcalde de Monterrey Luis Donaldo Colosio. Existe dentro de Morena una corriente muy fuerte a favor del canciller mexicano y se vería bien visto por los gobiernos extranjeros.

La escuela de Claudia Sheinbaum es diferente, ella aceptaría a cualquier persona que designe el presidente López Obrador, es muy disciplinada y su lealtad es absoluta, no haría ningún escándalo o crear una división, Eso tiene un buen premio y podía encargarse e cualquier misión y lo más conveniente una buena embajada, regresar como líder de la cámara de senadores o desde un principio de la nueva administración tener el poder legislativo y compensar de alguna manera con puestos de elección popular a todos aquellos que en este cerrado final apuestan a que ella será la nominada.

Si lo anterior ocurre a nivel nacional a nivel local también los candidatos a las diferentes candidaturas que se deciden en el 2024 serían diferentes.

A estas alturas del sexenio se puede afirmar que no hay miembro de la clase política mexicana que tenga asegurado algún cargo gubernamental de importancia.

Hay que tener muy presente y que la mayoría de los actuales funcionarios olvida la retirada del activista tabasqueño es total y no acepta ninguna invitación.

Es un compromiso que hizo con el pueblo sabio de México y me imaginó también de índole familiar.

La brillante era de López Obrador terminó en el mes de septiembre del año electoral.

El historiador y periodista Daniel Cosío Villegas aseguraba que: "La libertad individual es un fin de si mismo, y a la vista de la historia de nuestros días, el sueño más apremiante que puede proponerse un hombre".

No se han percatado que están muertos

Después de conocer los resultados electorales de este año no sé cómo se atreven a dar la cara en las cámaras de televisión los líderes nacionales partidistas que han formado una alianza que hacer el ridículo ante el rechazo de la ciudadanía y asegurar que van en el camino correcto para recuperarse en el 2024. Debe entender Marko Cortés, Alejandro Moreno y Jesús Zambrano que políticamente están muertos.

Mi amigo de muchos años Dante Delgado que asegura que es la segunda fuerza electoral del país, se puede afirmar que es cierto, pero también reconocer que está a estas alturas, se encuentra muy alejado del que ocupa el primer lugar.

Es como un equipo en primera división contra un entusiasta seleccionado juvenil.

En política, es vital saber cómo se encuentra ubicado un partido político.


Más columnas