Descrédito nacional y denuncias por caso Del Río Virgen

Columna: Política a la veracruzana



Tras la liberación de José Manuel del Río Virgen, algo ha quedado claro y es que, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez se encuentra desgastado y ello le puede seguir costando caro rumbo al 2024 y es que, aunque Andrés Manuel López Obrador ha mantenido su respaldo absoluto -casi obligado por las circunstancias- la realidad es que allá en Palacio Nacional se sabe que los errores del mandatario le han provocado severos enojos al Presidente de la República, quien llegado el momento valorara si lo cobija en algún escaño federal.

Lo cierto es que -aseguran cercanos- ha decidido desde hace tiempo dejar que aprenda de sus errores; el respaldo es una cuestión personal, pues cambiar de opinión o decir me equivoque sería un golpe directamente para él y no para el veracruzano.

Cierto es que, el gobernador ha tenido la oportunidad de corregir en el camino, pero su error ha sido su confianza ciega en la fiscal general y el padrino de la fiscal, el secretario de Gobierno, quienes más allá de respaldarle, lo han involucrado en severos escándalos. Su confianza ciega en la exdirectora jurídica de SEGOB lo ha exhibido en diferentes ocasiones y ello parece no observarlo, por ahora José Manuel del Río Virgen ha declarado que procederá legalmente.

El gobernador ha continuado refiriéndose al del Río Virgen como delincuente, desconociendo cualquiera regla de derecho y asegurando que su libertad deja en estado de indefensión a las víctimas, es decir a los familiares del excandidato, desconociendo que quien realmente lo hace, es la Fiscalía, al no investigar exhaustivamente, al buscar presuntos culpables, al politizar un asunto de justicia, en lugar de cumplir con su tarea de investigar. Cuitláhuac parece haber entendido que una medida cautelar era una sentencia y la culpa no es de él, es de quienes lo engañan y mal asesoran.

José Manuel del Río Virgen ha dicho que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez lo secuestro. En la más alta tribuna del país levantó la voz, respaldado por los senadores de todas las fracciones. Además, responsabilizó al mandatario veracruzano, a la fiscal Verónica Hernández y al secretario de Gobierno, Eric Cisneros de cualquier cosa que le pudiera pasar a él y a su familia.

Y es que del Río Virgen aseguró que teme por su vida y por la de su familia, pues dijo no descartar la intención que tiene de hacerle algo, de causarle daño "si algo me pasa a mí, a mí familia, al senador Ricardo Monreal Ávila o al senador Dante Delgado, el único responsable es Cuitláhuac García, su fiscal general Verónica Hernández Giadáns, y su secretario general de gobierno Eric Cisneros Burgos ¿Temo por mi vida? Sí temo por mi vida, temo que me hagan algo a mí o a mi familia", dijo tras su salida de prisión.

Como lo comentamos en la entrega pasada José Manuel del Río Virgen, estuvo 178 días encarcelado en Veracruz. Ha relatado lo ahí vivido, rodeado de personas inocentes encarceladas y ha sido respaldado. El lunes senadores le aplaudieron y arroparon, mientras que Ricardo Monreal -quien nunca lo soltó- celebró que la lucha por la justicia "no ha fracasado".

Ahí les dijo "Me siento feliz y agradecido con la vida con esta nueva oportunidad de vivir. Ustedes no se imaginan qué es la cárcel, y donde estuve es doblemente peligrosa. Seis meses me tuvo secuestrado el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García".

El secretario técnico del Senado de la República fue claro y dijo que emprenderá acciones legales contra la Fiscalía de Veracruz y el gobierno de Cuitláhuac García. A modo de respaldo Monreal destacó "una vez resarcida su libertad, que su experiencia no sea en vano. Nuestro compromiso con la justicia se ha fortalecido. Tenemos que esforzarnos por contribuir a la consolidación al Estado de Derecho. No más abuso. No más vulneración de los derechos humanos", destacó Monreal.

Algo queda claro y es que, esto apenas empieza, todos los actos tienen consecuencias y éste además de mediático, es de justicia, de legalidad y se acerca a un caso más de abuso de autoridad de los que se cometen en Veracruz.


Más columnas