Reactivan las inhumaciones en el panteón "Virgen de Santa Clara"

Luego que el patronato pro-mejoras del panteón "Virgen de Santa Clara", logró la reapertura del cementerio a finales de 2021, han reactivado las actividades en materia de inhumaciones y depósito de cenizas.

reactivan_las_inhumaciones_en_el_panteon_virgen_de_santa_clara
reactivan_las_inhumaciones_en_el_panteon_virgen_de_santa_clara

Gabriel Pérez Ramírez, integrante de la organización civil que mantuvo la lucha dentro del cementerio, puso de manifiesto que a la fecha se han dado un par de sepulcros y el traslado de restos, diciendo que hay personas que desconocen el tema de reapertura del cementerio, justificando así la baja actividad dentro del lugar.



Dijo que, hasta el momento aquellos que pueden acceder a hacer uso de los predios del panteón "Santa Clara", son quienes en tiempo y forma regularizaron sus lotes, es decir, no hay compra y venta de terrenos para sepulcros en la actualidad.



Se estima que el panteón que está a punto de cumplir sus primeros 100 años de vida, es compuesto por 12 mil tumbas y de las cuales solo tres mil personas lograron concretar el trámite de regularización.


"Esperemos que las nuevas autoridades vean la manera de seguir regularizado, o llevando a cabo los trámites. Hay gente que tiene sus títulos de perpetuidad, pero no hicieron el papeleo, muchos otros no acudieron al llamado por la falta de documentación y otros más, dejaron todo a lo último".



En tanto que el patronato pro-mejora, continúa con la preservación y limpieza del inmueble compuesto por cinco hectáreas y media que hasta finales del año 1800, fue parte del rancho "Las Chichiguas".



Para 1982, el panteón "Santa Clara" fue cerrado al público, dando paso al cementerio "Miguel Hidalgo", siendo el camposanto oficial de la ciudad en la actualidad.

"El panteón Santa Clara guarda la historia de Minatitlán, muchas historias por contar", señaló Gabriel Pérez, mostrándose optimista por la celebración del centenario del inmueble del que dijo, confía habrá coordinación con la actual administración para festejar el acontecimiento.

Hoy día en dicho cementerio descansan restos de españoles, chinos y de personalidades como: la profesora América Riverol, y el también educador Pablo Hernández.

Resalta también la tumba de Arcadio Hidalgo, jaranero y trovador que pasó las fronteras con su música y, el sepulcro del obrero Trinidad Lezama Dávila que en 1959 cerró las válvulas de la refinería "Lázaro Cárdenas" en medio de devastador incendio que pudo concluir en una explosión mayor, evitada por el heroísmo del trabajador que sacrificó su vida por la del pueblo de aquella época.

Como un atractivo visual, se encuentra un enorme y frondoso árbol del que cuenta la historia tiene más de 100 años en ese lugar y habría sido el sitio donde una bella mujer conocida en la época como Aurora, decidió acabar con su vida, al colgarse por una decepción amorosa en el siglo pasado.