‘Yo no defiendo delincuentes, defiendo el Estado de Derecho’, replicó Monreal a CGJ

“No señor Gobernador, yo no defiendo delincuentes, defiendo el Estado de Derecho”, replicó el senador, Ricardo Monreal Ávila, respecto a la declaración del gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, en lo referente a la polémica que ocasionan las detenciones por del delito de ultrajes a la autoridad en la entidad.

Lamentó que previamente él nunca se refirió al Ejecutivo veracruzano, sino a la justicia local “omisa y mediocre”, pero ante su postura tuvo que replicar.

yo_no_defiendo_delincuentes,_defiendo_el_estado_de_derecho,_replico_monreal_a_cgj

Y es que esta semana García Jiménez afirmó que el senador de su mismo partido quiere “defender delincuentes”, por lo que el presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado replicó que concentrar poderes “acerca a la tiranía”, además de que debe tener cuidado con lo que hace y pronuncia.



Nuevamente desde el Centro de Readaptación Social de Pacho Viejo, en Coatepec, el morenista hizo una transmisión en sus redes sociales para criticar los dichos del mandatario y confirmar que envió un exhorto a la LXVI Legislatura veracruzana para derogar el delito.

Tras la liberación de los 6 jóvenes detenidos afuera de una plaza comercial en Xalapa, quienes se encontraban en esta prisión desde septiembre pasado, el Senador dijo que existe una “luz al final del túnel”, negando que él defienda delincuentes.

“Ayer, por orden del juez segundo de distrito Alejandro Quijano fueron liberados después de 4 meses 6 jóvenes acusados del ominoso delito de ultrajes a la autoridad.



“La resolución del juez Quijano nos hace ver una luz al final del túnel, pero lamentablemente hay cientos de casos como este en que jóvenes, mujeres y dirigentes políticos están privados de su libertad, aquí en Veracruz”.

Al respecto, cuestionó la declaración del gobernador veracruzano, pues en su opinión necesita mejores asesores.


“No señor Gobernador, yo no defiendo delincuentes, defiendo el Estado de Derecho, defiendo los principios constitucionales de presunción de inocencia y debido proceso, defiendo a la gente del autoritarismo y de las vendettas políticas que siempre son injustas.

“Usted debe de ser cuidadoso con lo que hace y lo que pronuncia porque su investidura no le permite convertirse en juzgador y condenar a ciudadanos que han sido exonerados por un juez federal”.



De esta manera le sugirió respetuosamente que quienes lo rodean y asesoran “no actúen sin freno”.

“Por eso lucharé con mi fuerza política como senador de la República para que esto ocurra a la brevedad, ojalá y encuentre eco en las diputadas y los diputados locales.



“También insistiré en que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se pronuncie a la brevedad sobre estos casos”, observó.