Sacerdote buscó refugio en Veracruz; Vaticano lo expulsa por abusos sexuales

Como el sacerdote pederasta Rafael Muñiz López, el Lobo Siberiano, el párroco  de Chiapas Salvador Valadez Fuentes buscó refugio en Veracruz ante la serie de abusos que se le imputaban. El sacerdote de la Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez también tiene acusaciones de víctimas en Veracruz, advirtieron medios chiapanecos.

Sin embargo, el religioso fue excomulgado como presbítero de la Iglesia Católica luego de que se comprobó que incurrió en los delitos de abuso sexual, abuso de poder, abuso de autoridad y manipulación de la conciencia, teniendo como víctimas mujeres religiosas, mujeres laicas y de menores de edad.

sacerdote_busco_refugio_en_veracruz;_vaticano_lo_expulsa_por_abusos_sexuales

El sacerdote fue denunciado en 2018, en Estados Unidos, cuando él se desempeñaba en la diócesis en el estado de Chiapas.



Sin embargo, el sacerdote de Chiapas habría repetido en otros estados y países los mismos delitos.

Medios de Chiapas reportan que el sacerdote de Chiapas Salvador Valadez Fuentes también recibió denuncias en: Colombia. En el convento Jesús Buen Pastor, del que era fundador. Estados Unidos donde religiosas estaban realizando apostolado y en el estado de Veracruz.

Apenas el año pasado, el arzobispo Fabio Martínez Castilla le ordenó Salvador Valadez recluirse en un monasterio benedictino de Veracruz y le prohibió el ejercicio público del ministerio sacerdotal, hasta que la Congregación del Clero concluyera la investigación (juicio canónico).



En Veracruz  ya no pudo celebrar misas ni ningún tipo de actividad sacerdotal pública.

El numeral 1395 del Derecho Canónico refiere que “el clérigo concubinario, exceptuado el caso del que se trata en el c. 1394, y el clérigo que con escándalo permanece en otro pecado externo contra el sexto mandamiento del Decálogo, deben ser castigados con suspensión; si persiste el delito después de la amonestación, se pueden añadir gradualmente otras penas, hasta la expulsión del estado clerical”.


Y que “el clérigo que cometa de otro modo un delito contra el sexto mandamiento del Decálogo, cuando este delito haya sido cometido con violencia o amenazas, o públicamente o con un menor que no haya cumplido dieciséis años de edad, debe ser castigado con penas justas, sin excluir la expulsión del estado clerical cuando el caso lo requiera”.

 El arzobispo Fabio Martínez Castilla fue notificado desde Roma por El Vaticano de los resultados de las investigaciones. 



Así, el sacerdote ya no podrá realizar sus actividades religiosas de antes y, en caso de que lo denuncien penalmente, podría ser procesado.

https://www.sdpnoticias.com/estados/chiapas/sacerdote-de-chiapas-cometio-abuso-sexual-papa-francisco-lo-destituye/