Reforma eléctrica: un paso muy grande por la soberanía energética

La Reforma Eléctrica es uno de los más importantes temas que tiene pendiente el Poder Legislativo federal, esto en busca de recuperar la soberanía en materia energética, indicó en entrevista para IMAGEN DEL GOLFO la senadora Gloria Sánchez Hernández.

reforma_electrica:_un_paso_muy_grande_por_la_soberania_energetica

Se trata, recordó, de una reforma a la realizada durante la administración de Enrique Peña Nieto, ya que aquella ponderaba “los intereses particulares por encima de los de la nación”, mientras que la que ahora se busca pone por encima de cualquier interés, el del país y su población, su soberanía.



"Va ser un hito también. Si se logra la Reforma Constitucional y la reforma de la ley es un paso muy grande para seguir recuperando la soberanía nacional en el tema energético".



Sánchez Hernández expuso que se trata de una "ley benigna", que da lugar también para las energías limpias pero que propone un reordenamiento en su despacho.


En ese sentido, al ser cuestionada en torno a la inquietud de la población por el tema ambiental y respecto a la fractura hidráulica o fracking, reiteró que la postura del Presidente ha sido clara: "ni fracking ni maíz transgénico".



El tema sustentable no se deja de lado, porque hay que pensar en el futuro; se trata, fundamentalmente, de un tema de reordenamiento en el despacho de energías, destacó.



Además la reforma que se busca, si bien tiene como fundamental objetivo el recuperar la soberanía en materia energética, no daña a la iniciativa privada.

"No está quitándole a la iniciativa privada nada, lo que ya tienen lo van a seguir teniendo. Lo que se está haciendo es un reordenamiento del despacho de las energías".

Al respecto, explicó que se tenía prioridad para las llamadas energías limpias aunque no aportaran la suficiente cantidad que requiere la Comisión Federal de Electricidad; en cambio, eran las privilegiadas en sus caros costos, puntualizó.

"Claro que están contempladas las energías limpias con esta nueva reforma, las energías limpias son el futuro y México está comprometido con eso, absolutamente, ahí no hay ninguna duda. El asunto aquí en México es reordenar ese proceso, porque con el tema de las energías limpias lo que hicieron las empresas privadas fue, con un sentido neoliberal, reglamentar el funcionamiento de la Comisión Federal de Electricidad, primero dividirla en un montón de partes que no tenían por qué".

Y segundo, detalló, "hacer que lo primero que reciba la Comisión Federal de Electricidad para despachar sean las energías limpias, o sea la eólica, la solar, etcétera, pero esas energías son intermitentes; es decir, si no hay sol no hay energía, si no hay viento no hay energía. Sin embargo, por las reglas que ellos establecieron, aunque son intermitentes siempre reciben el precio más alto; o sea, son las más caras y privilegiadas".

Refirió que la energía propia de la Comisión Federal de Electricidad, la más basta, es fundamentalmente hidráulica, la cual no es sucia ni intermitente y sí produce gran cantidad de energía, dijo.

Entonces "el reordenamiento de la ley que se busca es que ahora se despache primero lo que produce la Comisión Federal de Electricidad y después lo que producen las empresas de energías limpias, de manera que la Comisión Federal de Electricidad recupere también su capital, porque a esas empresas de energías llamadas limpias, que fueron privilegiadas, se les paga todo y no pagan por la transmisión ni por la distribución ni por nada, han hecho negocios redondos".

"Tampoco se les van a quitar sus negocios, lo que se busca es que ahora haya 54 por ciento de control del Estado y 46 por ciento de los privados. Ni se está en contra de las energías limpias ni tampoco de los privados. Es una recuperación de la rectoría del Estado en una de sus empresas soberanas y de prioridad nacional".

La Reforma Eléctrica del gobierno de Andrés Manuel López Obrador busca que no haya privilegios, sino “costos justos”, tomando en cuenta la soberanía nacional en materia energética, destacó. Ésta no dejará de lado la sustentabilidad y el cuidado ambiental, expuso la senadora Gloria Sánchez Hernández.

La senadora por Veracruz, quien ha dado fundamental aportación a la izquierda en México desde tiempos del fallecido Heberto Castillo, consideró que en la primera mitad del gobierno que encabeza López Obrador se ha avanzado, ya que el trabajo se ha fundamentado en el beneficio para la población, el combate a la corrupción, fortalecer la educación y la seguridad y en buscar recuperar la soberanía energética, tema que sigue pendiente.