OPLE Veracruz dará doble liquidación al Partido Cardenista por no eliminarlo en 2016

El Organismo Público Local Electoral (OPLE) de Veracruz otorgó un nuevo registro al Partido Cardenista en 2020, sin haber liquidado, hasta la fecha, a este mismo instituto político que perdió el registro en 2016. 

ople_veracruz_dara_doble_liquidacion_al_partido_cardenista_por_no_eliminarlo_en_2016

Esto significa que en la actualidad, el ente comical lleva a cabo paralelamente el procedimiento de liquidación del Partido Cardenista que obtuvo su registro en 2012 y el procedimiento de intervención del Partido Cardenista que apenas hace un año obtuvo su lugar en la mesa del Consejo General



A través de una solicitud de información vía Plataforma Nacional de Transparencia, el OPLE reconoció esta realidad, aunque señaló que no hay un impedimento legal para otorgar un nuevo registro a un partido, si otro con su mismo nombre aún no se extingue completamente. 



Y es que el 7 de noviembre de 2016, el pleno aprobó mediante acuerdo OPLEV/CG241/2016, la declaración de pérdida de registro como partido político estatal del Partido Cardenista, en virtud de no haber obtenido el 3 % de votación válida emitida en las elecciones de 5 de junio de 2016.


Para justificar la validez del otorgamiento de un nuevo registro al mismo partido en liquidación desde hace casi cinco años, la directora Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos, Claudia Iveth Meza Ripoll, expuso que el artículo 96 de la Ley General de Partidos Políticos establece que “al partido político que pierda su registro le será cancelado el mismo y perderá todos los derechos y prerrogativas que establece esta ley y las leyes locales respectivas, según corresponda”. 



Además precisó que el referido numeral estipula que “la cancelación o pérdida del registro extinguirá la personalidad jurídica del partido político, pero quienes hayan sido sus dirigentes y candidatos deberán cumplir las obligaciones que en materia de fiscalización establece esta ley, hasta la conclusión de los procedimientos respectivos y de liquidación de su patrimonio”. 



En la respuesta, la funcionaria electoral señala que “la normatividad no establece una disposición legal que señale una prohibición al respecto”; no obstante, dicha contestación pareciera contradictoria, toda vez que los procedimientos respectivos y de liquidación del patrimonio del PC de 2016 aún están en curso, por lo que dicha personalidad jurídica sigue vigente, al mismo tiempo que la del partido registrado en 2020. 

Además, Meza Ripoll respondió que la razón social del Partido Cardenista, con registro ante el otrora Instituto Electoral Veracruzano (IEV), era “Partido Cardenista A.P.E.” y la del Partido Cardenista, en proceso de intervención actualmente, es “CARDENISTA”.

Sobre los representantes legales de los institutos políticos en cuestión, la directora de Prerrogativas especificó que conforme a sus estatutos, Antonio Luna Andrade es el presidente de ambos. Destaca además, que la secretaría General en el caso del primero está en manos de Verónica Elsa Vásquez Prieto, y en el segundo, ella aparece como la secretaría General Adjunta. 

Tras el requerimiento de información pública al OPLE, su área de Transparencia dio a conocer adicionalmente el logotipo y/o emblema de los referidos institutos políticos, siendo a simple vista idénticos y con los mismos colores (negro, blanco y rojo), sólo con leves variaciones en la ubicación de los mismos.

Cabe recordar que en octubre de 2020, el Consejo General emitió una fe de erratas e hizo adecuaciones al logotipo y nombre del Partido Cardenista, ante la similitud de éste con el Cardenista registrado en 2012, que logró conservar su registro luego de los comicios de 2013 cuando obtuvo tres alcaldías y una diputación plurinominal local. 

Lenta liquidación y posible dilación 

El 22 de julio de 2016, el pleno comicial aprobó la designación de Lucy Reyes Salinas como interventora del Partido Cardenista, en el procedimiento de prevención y en su caso de liquidación de éste, siendo responsable del control y vigilancia del uso y destino de sus recursos y bienes. 

Desde entonces, la referida funcionaria ha tenido que entregar un informe mensual, primero sobre el procedimiento de intervención y desde noviembre de ese año, del procedimiento de liquidación. 

Si bien se pidió una copia del último reporte (julio de 2021), éste fue reservado por el Comité de Transparencia del OPLE, aduciendo que contaba con datos personales y procedimientos jurisdiccionales en curso. 

No obstante, se informó que el informe supuestamente contenía una presentación, antecedentes, marco jurídico, diligencias de interpretación judicial, diligencias de demanda relativa al juicio ordinario civil, y actuaciones realizadas por la interventora durante el periodo de liquidación. 

Este documento, por ahora bajo llave, también contendría la situación que guardan los cheques consignados ante los juzgados del Poder Judicial del Estado de Veracruz (PJEV), oficios remitidos y recibidos durante el periodo de liquidación, depositos recibidos durante el mes, capturas de pantalla de los expedientes que radican en el PJEV y en Tribunales Colegiados. 

Ya han pasado cinco años y casi un mes desde que Reyes Salinas quedó a cargo de las cuentas del Cardenista, sin que la extinción del referido partido se haya concretado. 

La dilación del proceso de liquidación del PC contrasta con el del partido Alternativa Veracruzana (AVE), el cual también perdió su registro en 2016, y su desaparición se concretó finalmente el 6 de agosto de 2018, cuando la otrora interventora, Claudia Iveth Meza Ripoll, presentó su informe final del cierre del procedimiento.

Intervención vigente

Ahora, el proceso de intervención del nuevo Partido Cardenista está en manos de Carmina Amparo Hernández Romero, titular de la Unidad Técnica de Transparencia y quien respondió a los requerimientos de información hechos a la autoridad electoral. 

Su designación se dio el pasado 16 de julio, cuando Consejo General declaró el inicio del procedimiento de prevención contra los partidos políticos locales: Todos por Veracruz, ¡Podemos!, Cardenista y Unidad Ciudadana, ante la posibilidad de la pérdida de su registro.

Para iniciar el procedimiento de prevención, el ente comicial estableció que el porcentaje obtenido por dichos institutos políticos en las elecciones de Diputaciones Locales por el principio de mayoría y de los Ayuntamientos fue inferior al 3 % en los comicios del 6 de junio. 

Para conservar su registro debían conseguir a menos 104 mil 673 votos en las elecciones de Diputaciones y 104 mil 803 en las de Ayuntamientos; considerando que la votación válida emitida total (que excluye a los sufragios de los candidatos no registrados y los nulos) fue de 3 millones 493 mil 446 votos; no obstante, el PC apenas obtuvo 36 mil 463, es decir, el 1.04 % de los sufragios.

Es así que mientras se sigue liquidando “poco a poco” al Partido Cardenista 2012, paralelamente se interviene al Partido Cardenista 2020; procedimientos que no tienen una fecha precisa para concluirse.