Cobertura Qatar 2022

Irregularidades de Grupo MAS, solapadas por el IMA, detecta Orfis

Irregularidades de Grupo MAS, solapadas por el IMA, detecta Orfis

En 2019 el Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (Grupo MAS) operaba sin certificación de la Secretaría de Salud y cometiendo diversas irregularidades permitidas por el Instituto Metropolitano del Agua (IMA), organismo que costó más de 52 millones de pesos a Veracruz y Medellín de Bravo en 2019

Cabe recordar que el Instituto estaba a cargo de vigilar el correcto servicio en ambos municipios, sin embargo, también se encontró que está constituido irregularmente.

Lo anterior de acuerdo con el Informe de la Auditoría Integral al IMA realizado por el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) por instrucción del Congreso local.

La auditoría revela que se oculta información financiera en el organismo y el mal cuidado que realiza a los recursos públicos federales originó que se regresaran a la Tesorería de la Federación 26 millones 160 mil 421 pesos, aunque ambos municipios podrían haber obtenido 52 millones 320 mil 842 pesos en total.

El IMA tampoco ha logrado el desarrollo y crecimiento de infraestructura como lo estipula la concesión al Grupo MAS; registrando pagos irregulares de permisionarios. De acuerdo con la responsabilidad de las irregularidades detectadas recae en el director Francisco García Barradas, quien no pudo solventar las observaciones del ente fiscalizador.

Dicho funcionario no dio cabal cumplimiento a todas sus funciones enunciadas en el Manual General de Organización del Instituto, pese a que su Consejo Consultivo Ciudadano cuenta con la participación de los alcaldes de Veracruz y Medellín de Bravo, así como de 6 consejeros ciudadanos.

De acuerdo con el Orfis, respecto a la certificación que no tenía el Grupo Mas  si bien es cierto que se han realizado análisis mediante laboratorios certificados, así como procedimientos administrativos para tomas de muestras del agua de la red para análisis bacteriológico, ello no exime al IMA de su obligación de requerir el certificado de calidad del agua previsto en el título de concesión.

"Máxime si se toma en cuenta que durante las tomas de muestras se verificó que en algunos domicilios los usuarios manifestaron que el agua salía sucia, con olor a cloro, amarillenta, sucia, turbia, negra, con arena, entre otros supuestos".

En cuanto al reintegro de recursos, concretamente el director general del IMA no instruyó que se procediera al registro de Ingreso Devengado y Gasto Comprometido de programas federales, lo que dio como resultado que el Instituto haya reintegrado a la TESOFE la cantidad de 26 millones 160 mil 421 pesos más los productos financieros que se hayan generado en la cuenta por actualizaciones y recargos desde la fecha en que debió reintegrarse hasta que lo hiciera efectivo

“Además, con el reintegro a la TESOFE se dejó de aplicar en provecho de los Municipios de Veracruz y Medellín de Bravo, una cantidad igual a la recibida como beneficiario ($26,160,421.00), que debía aportarse en términos del programa, lo que hace un total de $52,320,842.00, cantidad que se dejó de destinar en beneficio de los Municipios de Veracruz y Medellín de Bravo”, determinó el Orfis.