¡El Hombre Araña xalapeño custodia la ciudad!

Desde hace seis años, Xalapa ha sido custodiada por un singular personaje que, enfundado en un ajustado traje rojo y azul, recorre las calles de la capital para "restablecer el orden" y tomarse fotos con todos sus fans.

Xalapa tiene a su propio Peter Parker, quien día con día acude a la Plaza Lerdo y al Parque Juárez para convivir con chicos y grandes y ganarse unos cuantos pesos combatiendo el crimen del aburrimiento.

¡el_hombre_arana_xalapeno_custodia_la_ciudad!
¡el_hombre_arana_xalapeno_custodia_la_ciudad!
¡el_hombre_arana_xalapeno_custodia_la_ciudad!

"Es un entusiasmo tremendo toda la energía que nos impregnan los pequeñitos, entonces tratamos de transmitir el mensaje superheroico", dijo.


PUBLICIDAD

A ´Peter´, el Hombre Araña le ha dado mucho. Incluso más que el empleo que desarrolló a lo largo de 12 años.

"Te dicen siempre ´vístete para el trabajo que quieres´; yo soy superhéroe, yo no puedo ser otra cosa", señaló, y dio un salto de fe.

Así, decidió dejar el saco, la corbata y la burocracia, por una máscara y mallas ajustadas, que le han dado la mayor satisfacción de la vida: la sonrisa e ilusión de los niños al conocer a su ídolo.


PUBLICIDAD

Aunque en la ciudad existen varios botargueros, ´Peter Parker´ tiene una peculiaridad que lo distingue del resto: desde niño ha sido fan del Hombre Araña... recibió la mordida radiactiva y ahora porta el traje con dignidad.

"Tengo cientos y cientos de cómics del Hombre Araña, tengo figuras, muchísimos trajes...", relató.


PUBLICIDAD

Cada día, niños de todas las edades acuden por una foto, un abrazo o simplemente un saludo de su superhéroe favorito, por lo que ´Peter´ sabe que debe dejar un mensaje positivo en ellos, pues "un gran poder conlleva una gran responsabilidad".

Sin embargo, no ha sido un trabajo fácil, pues muchas veces la hostilidad de la gente ha intentado cortar la buena vibra que pretende transmitir a la población xalapeña.


PUBLICIDAD

"Lo complicado es a veces toparse con personas que andan con los sentidos alterados, personas que intentan abusar del físico... porque sí nos hemos visto objetos de abusos de esa índole", confesó.

La llegada del Covid-19 y la creciente inseguridad que se vive en la ciudad han afectado el trabajo de los botargueros en Xalapa; sin embargo, esto no lo ha hecho renunciar.


PUBLICIDAD

Mientras haya un niño -o adulto- esperándolo afuera, no dudará en desplegar su telaraña y acudir a las plazas públicas para llevar diversión, pues en tiempos difíciles como los que se viven ahora, "todos necesitamos esperanza".



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD