Una sociedad egoísta no permite avanzar en el combate al coronavirus: Médico

Una sociedad egoísta no permite que se cumpla con las recomendaciones de sana distancia y las medidas para contrarrestar la pandemia por COVID-19 en México, señaló Voltar Enrique Varas Violante, especialistas en psicosocioprevencion de riesgos laborales, vicepresidente cofundador de CETRATAH S.C., Consultoría de Servicios de Capacitación, Consultoría y Certificación Humana y Seguridad.

"Vivimos en una sociedad muy egoísta, la gente vive en un egoísmo total, donde privilegian el primero yo, luego yo y después yo", reconoció el también Doctor en

una_sociedad_egoista_no_permite_avanzar_en_el_combate_al_coronavirus:_medico

Ciencias en Gestión del Conocimiento e Innovación.


PUBLICIDAD

Imagen Del Golfo's Stories

Lamentó que para los veracruzanos sea muy difícil remontar la pandemia, mientras prevalezca una sociedad de "yoyos".

"Un ejemplo simple es cuando el uso de cinturón de seguridad se volvió obligatorio,   los taxistas traían camisas con el cinturón pintado o usaban un cinturón todo aguado, sobrepuesto, solo para aparentar cumplir con el requisito. El mismo caso  de los motociclistas que traen el casco en la mano. Se engañan  a sí mismos, para evitar la multa, en lugar de entender que es por su bien; mientras sigamos en una sociedad egoísta, una sociedad de yoyos, los contagios van a ser muy difíciles de remontar, de acuerdo a los pronósticos de especialistas el coronavirus no se va a quitar ahorita, va a durar más de 3 años, con repuntes cíclicos porque la gente sigue en su egoísmo total", explicó.

Agregó que en el transportes urbanos la gente avanza y cree, piensa inconscientemente que es obligación de la otra persona, o de los que la rodean, moverse para conservar la sana distancia.


PUBLICIDAD

Rememoró las viejas costumbres de generaciones pasadas dónde se privilegiaba el bien común a través de gestos de educación e higiene.

"¿Por qué tiene que ser hasta ahorita ese lávate las manos y el estornudo de etiqueta? Esas acciones se practicaban desde nuestros abuelos, anteriormente la gente cuando estornudaba usaba un pañuelo para cubrirse la boca, sobre todo en Veracruz que era muy común el uso de este elemento para limpiarse el sudor, cubrirse la boca cuando tosía o estornudaba", detalló. 


PUBLICIDAD

Reprobó que se hayan  perdido esos valores con el pretexto del avance social y de igualdad.

"Estamos dejando de lado la guía de los abuelos, antes con un chanclazo era suficiente como medida correctora para los hijos, ahora mandan a los papás con derechos humanos, piden la emancipación y bueno, hemos malinterpretado esas ansías de igualdad con una actitud egoísta", señaló.


PUBLICIDAD

Dijo que esto es una consecuencia de que los padres, por concentrarse en buscar el sustento, descuidan la parte educacional de los hijos.

"El joven o el niño va a absorber lo que vea en su casa, en su entorno familiar, no está mal que el niño vea un programa de televisión quizá con violencia, lo malo es que lo vea solo, sin la guía de su padres", alertó.


PUBLICIDAD

Finalmente dijo que responsabilidad y egoísta, en su justa dimensión pueden aliarse para bien.

"Tenemos que ser responsables de lo que nos toca, cuándo nos toca y cómo nos toca y el egoísmo hay que tenerlo presente en que tengo que ver por mi familia primero, por mis valores, entendiendo que el ser humano es una entidad biopsicosocial, que requiere de una guía adecuada para no impactarse de forma negativa, sino positivamente", concluyó.


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD