Piden combatir la obesidad en el país con nuevas estrategias

El 74.2 por ciento de los adultos mexicanos vive con sobrepeso u obesidad y el 81.6 por ciento presenta obesidad abdominal, según estudios de la Sociedad Mexicana de Obesidad.

piden_combatir_la_obesidad_en_el_pais_con_nuevas_estrategias

Lo primero es destacar que la obesidad no es apariencia, sino una enfermedad crónica, multifactorial, costosa, asociada a múltiples factores de riesgo y enfermedades como las cardiacas, diabetes, hipertensión, dislipidemias, apnea del sueño, varios tipos de cáncer y actualmente un factor de riesgo en la pandemia del coronavirus.



La campaña de una farmacéutica pone énfasis en buscar atención especializada en iniciar un tratamiento integral como un tema de salud, ante todo.

La campaña 'Cambia la historia de la obesidad' se basa en abordar la situación desde su origen y causas, y acciones y estrategias de alimentación, actividad física, tratamiento farmacológico o quirúrgico, personalizado a cada cliente.

La información acopiada señala que en México las prevalencias más altas se encuentran en la cuarta y quinta etapa de la vida, en la que el 83 por ciento de la población presentó sobrepeso u obesidad, por lo que es 4.3 veces más la posibilidad de tener obesidad en ese grupo de vida que en la segunda década de la vida.



Por ello el médico Ricardo Luna, socio fundador de la Sociedad Mexicana de Obesidad, aseveró que todo profesional de la salud debe construir nuevas estrategias para el diagnóstico, vigilancia y control de la enfermedad hasta alcanzar las metas realistas con el paciente, pues la obesidad no es una enfermedad estética, sino un verdadero problema de salud pública.

Mencionó que según estudios internacionales publicados en la revista British Medical Journal, se estima que en México el impacto económico de la obesidad durante el año 2019 fue de 2.1 por ciento del Producto Interno Bruto anual (26 mil millones de dólares y se estima que para el año 2060 alcanzaría hasta el 4.67 por ciento.


"Tomando acciones podemos construir mayor conocimiento de la enfermedad, sobre todo de la mano de un profesional de la salud que acompañe al paciente a través de la adopción de un estilo de vida saludable y un tratamiento serio que mejore su calidad de vida", subrayó Luna.